De las TIC a las Tecnologías del Empoderamiento y la Participación

Autor: Ximena Castro

La crisis causada por la COVID-19, ha permitido ver a mayor profundidad los desequilibrios e inequidad educativa de nuestro sistema, pero también ha probado la resiliencia de los docentes que participan activamente en la estrategia “Aprendo en Casa”, observándose un avance en el uso y desarrollo de competencias digitales que ha sido exponencial y les sirve para tener clase, pero todavía hay importantes necesidades o brechas que debemos tener en cuenta para su cierre.

La primera necesidad es el acceso a la conectividad y en general a la tecnología que es una brecha importante en nuestro país, la segunda necesidad está relacionado al uso de la tecnología que es la segunda brecha, el poder usar la tecnología para aprender y generar conocimiento, y una tercera brecha es lograr su uso efectivo en la vida cotidiana de los ciudadanos.

La tercera brecha es la que intentaré trabajar en este artículo, el cómo poder usar la tecnología para ofrecer oportunidades a los ciudadanos para empoderarse y participar en los diversos aspectos de la vida social cuyo proceso debe iniciarse desde la escuela. Usar tecnología en el aula no era hasta unos meses cosa de pocos y hoy es imposible ignorarla, ¿cómo hacer para que la recién llegada tecnología sea una aliada y luego de la pandemia no sea considerada como una amenaza en las escuelas? ¿Cómo construir una escuela que no se quede corta con las posibilidades educativas y avance hacia un empoderamiento de sus estudiantes y maestros que usan la tecnología para realizar sus tareas y resolver problemas en sus hogares y comunidad?

Responder a estas preguntas es un reto, que puede ser abordado de manera colaborativa y solidaria, de la cual ya aparecen las primeras noticias, en primer lugar, la respuesta de maestros, estudiantes y padres de familia por desarrollar la estrategia estatal del “Aprendo en Casa” que se impulsa por diferentes medios, pero también hay noticias este año sobre respuestas colectivas y asociativas de los maestros para resolver diferentes retos educativos. La tecnología a puesto al alcance de los maestros la posibilidad de convertirse en líderes locales, regionales y nacionales al estilo de muchos influencers o comunity manager que pueblan las redes sociales. Este es un gran ejemplo de las TEP (Tecnologías del Empoderamiento y la Participación) que a decir de Dolores Reig dan al maestro la posibilidad de cumplir dos roles para el siglo XXI: el de ser organizador de la inteligencia colectiva que a buen romance es tener la capacidad de orientar la obtención de diversos productos bajo el paraguas de organizar a las personas. Y ser un maestro experto en participación, que se encarga de guiar el empoderamiento individual y la creatividad colectiva.

Desde el inicio de la crisis por la pandemia los maestros han iniciado una participación cada vez más activa en las redes sociales, participación que con el paso de los meses ha dejado de ser individual pasando a una participación colectiva y colaborativa en diversos temas, cuyo fenómeno es necesario revisar y dar valor usando un enfoque TEP. ¿Qué características deberá tener una propuesta educativa que empodere a los maestros y estudiantes usando las TIC? Atendiendo a Gil (2020) podemos considerar:

  • El sentido de poder. Partir por empoderar al sujeto (profesor y estudiante), elevar sus expectativas sin importar las condiciones en las que se encuentre; darle confianza que puede generar un cambio. Con expectativas altas es más probable que se llegue lejos.
  • Empatía. Cambiar el individualismo por una mirada hacia el otro. Preguntarnos ¿qué necesitan los que me rodean?, ¿cómo lo puedo ayudar?, ¿qué puedo hacer por él o ella?
  • Trabajo colaborativo. Una condición para tener más probabilidades de llegar lejos es hacerlo junto a otros. Es importante la unión e interdisciplinariedad como parte importante del proceso de aprendizaje.
  • Aprendizaje a través del error. Debemos cambiar nuestra forma de ver el error y considerarlo como parte fundamental del proceso de aprendizaje, no tener miedo a equivocarnos siempre y cuando aprendamos, analicemos y avancemos en los procesos y tareas para no volver a cometer ese error.
  • Imaginación y creatividad. El sistema debe promover y estimular en los sujetos la imaginación, la creatividad para resolver problemas de distintas formas.
  • Emoción y diversión. El aprendizaje es divertido y entretenido. ¿Por qué en ocasiones los jóvenes aprenden más jugando un videojuego? Porque generalmente los videojuegos atrapan y entusiasman logrando una conexión emocional. Hagamos lo mismo en nuestras clases.
  • Crear tecnología. Se debe apostar por formar a los alumnos y maestros como creadores de tecnología, no consumidores. La tecnología se convierte en una herramienta para lograr una educación integral y responder a la necesidad de un mundo mejor.

Al usar las TEP en nuestro sistema, debemos entender que lo relevante es la necesidad de las personas de lograr una participación significativa, así comunidades de maestros formadas en nuestro país como “Ser Maestro”, “De profe a profe”, “La comunidad de docentes innovadores” y otras dan un paso decisivo este año al consolidar organizaciones ubicuas, donde sus individuos conocen o exploran respuestas y quieren tener una participación activa, para brindar su conocimiento, sin la necesidad de estar en el mismo sitio, espacio, lugar o tiempo.

Este concepto de participación activa habilitada por las TEP, tiene como soporte a las TIC, pero el componente socioemocional es más que importante para dar el salto. Por ello es necesario que tomemos ciertas condiciones para empoderar y dar participación tanto a maestros como estudiantes, así complementando a Patricia Gil es necesario también considerar:

  • La autonomía. Es necesario que el colectivo no absorba al individuo, sino que fomente estrategias de empoderamiento individual, ofrezca independencia, confianza y autoeficacia al individuo sobre su propio aprendizaje y pueda cuestionar libremente lo que aprende.
  • Andamiaje. Trabajar en comunidad y colaborativamente ofrece ventajas para conseguir información y guía, permitiendo recorrer caminos nuevos con mayor rapidez que si lo hiciera en solitario.
  • Conectivismo. La tecnología permite formar una red, tanto para acceder a información como para obtener contactos que ofrecen múltiples ventajas respecto a trabajar como una isla.
  • Construcción social del conocimiento. La tecnología permite que las personas encuentren formas de diseñar y usar ambientes de integración grupal, que permitan las negociaciones de significados y razonamientos y que construyan nuevo conocimiento (pedagógico en el caso de los maestros) elaborado socialmente.
  • Experiencia cognitiva. Trabajar en grupo puede ser difícil en un principio, pero sus resultados se convierten en experiencias de enseñanza-aprendizaje, para desarrollar habilidades cognitivas como la solución de problemas, el diseño de soluciones y el entendimiento de la realidad desde diferentes puntos de vista.

Vista la propuesta educativa basada en las TEP, debemos buscar un equilibrio entre el docente y la comunidad educativa para lograr aprovechar las potencialidades del internet como recurso didáctico para el empoderamiento y la participación de la comunidad educativa, siendo algunos recursos como:

  1. Las redes sociales. Las redes sociales están posibilitando el desarrollo educativo y el sentido de las TEP, pudiendo citar: Facebook, Twitter, Youtube, Edmodo, Tiktok, Instagram, Flipgrid, etc.
  2. CMS, LMS y LCMS. CMS (Content Management Systems), LMS (Learning Management Systems) y LCMS (Learning Content Management System). Los sistemas de administración de contenidos y sus variantes pueden ayudar en el proceso, podemos citar: Schoology, Moodle, Idukay, Google Classroom, Litmos, Dokeos, Blackboard, etc.
  3. Trasmitir contenidos. La manera en que se registra y se transmite contenidos está cambiando, podemos citar como herramientas a: Padlet, Easelly, VideoScribe, Prezi, Canva, Infogram, Genially, Sparkol, Thinglink, SoundCloud, Pixton, Sketchboard, Storybird, Meet, Teems, Zoom, etc.
  4. Ofrecer retroalimentación y evaluar. Se están usando juegos y herramientas interactivas para ofrecer retroalimentación, tenemos así a: Kahoot, Plickers, Quizzlet, Blubbr, Wordwall, etc.

Y muchas otras herramientas que pueden servir para lograr objetivos TEP.

Soy Juan Cadillo y espero sus comentario, dudas y aportes para seguir creciendo en este espacio.

Referencias:

Gil., P (2020). Cómo construir un mundo mejor con la educación. Revista Telos 114. Recuperado de https://publiadmin.fundaciontelefonica.com/index.php/publicaciones/add_descargas?tipo_fichero=pdf&idioma_fichero=es_es&title=Telos+114&code=715&lang=es&file=Telos_114.pdf&_ga=2.42525605.1047926797.1602000760-2119464043.1601741811

Escribe un comentario

  • Comentarios: 0
  • Valoraciones: 1
       

 

Publicaciones relacionadas

Cartilla para familias de estudiantes con Trastorn ...

Desde Educared, queremos compartir a las familias una guía muy útil elaborada por el Ministerio de Educación en alian ...

Educación más allá del aula: ¿Cómo atender a ...

Educación más allá del aula es un conjunto de conversatorios online organizado por Fundación Telefónica y Educared ...

Educared se une al portal “Aprendo en Casa” de ...

A través de Fundación Telefónica/Movistar y “la Caixa” Foundation se ha puesto a disposición del Ministerio de E ...