De las TIC a las Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento

Autor: Ximena Castro

Como colectivo, la sociedad peruana ante las restricciones y el aislamiento social, va desarrollando capacidades para agregar valor a las acciones de la vida diaria y en las organizaciones al usar tecnología: desde comunicarse por internet, emprender negocios electrónicos, usar mecanismos como las redes sociales para enterarse de nuevas noticias, recibir algún tipo de asistencia médica remota, realizar compras y pagos electrónicos, desarrollar actividades de ocio o formación, desarrollar teletrabajo, entre otras actividades. También la escuela de manera institucional está buscando usar la tecnología para desarrollar la educación formal.

De manera general, como sociedad partimos de una falta de entendimiento del valor del conocimiento añadido a un bajo uso de la tecnología, pero esto se está revirtiendo poco a poco en estos meses, muchos están comprendiendo que hay bienes inmateriales con mayor valor que los materiales, uno de ellos es la educación.

La pandemia ha permitido un salto cualitativo en el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a nivel escolar; el cambio se ha dado en la masificación de una variedad habilidades digitales a nivel de los maestros, estudiantes y sus hogares. La estrategia “Aprendo en casa” en el Perú ha demandado que los maestros formulen modos eficaces de interacción con los estudiantes usando para ello una variedad de herramientas, que han implicado el uso de los elementos digitales en muchos hogares, con padres que buscan que sus hijos puedan aprovechar las clases dadas en los diferentes medios (televisión, radio e internet), se conecten con sus profesores y no pierdan el año escolar.

Esta es una oportunidad clave para la escuela, el uso de las TIC a razón de la educación a distancia está reconfigurando los roles de quienes enseñan y de quienes aprenden, y a la vez modificando los espacios educativos; maestros de todas las regiones del país, vienen experimentando nuevos conceptos de aula con apoyo de lo digital que sin la emergencia sufrida no se hubieran podido dar.

Los experimentos de reconfigurar el aula y las formas de desarrollar la educación a distancia constituyen una innovación emergente que necesita madurar e incorporar a la educación presencial a la que tarde o temprano tendremos que regresar, y esto significa pasar  del plano instrumental de la tecnología que se ha alcanzado por el “Aprendo en Casa” y dirigirlo hacia el plano de la visión educativa como sistema donde lo pedagógico guíe el uso de las tecnologías para aprender y manejar el conocimiento. Así, es hora de introducir formalmente el concepto de tecnologías del aprendizaje y el conocimiento (TAC), que en buen romance significa emplear las TIC de forma efectiva en el proceso educativo. TAC, es un concepto que sirve para identificar las tecnologías impulsadas al fortalecimiento del proceso de enseñanza-aprendizaje.

El proceso de pensar y trabajar bajo las TAC, puede evolucionar ahora en la escuela ya que el terreno es fértil, al superarse el pensamiento de que las relaciones humanas y el enriquecimiento personal que se da entre los principales actores del proceso educativo (docente-discente) solo podía darse de manera presencial (García, 2011), sino que ahora también se reconoce que este proceso se puede dar mediante el uso de diferentes mecanismos digitales. De esta manera podemos sostener un cambio en los paradigmas (UNESCO, 2004):

  • El aprender es difícil. Si el estudiante se está divirtiendo o están disfrutando de las actividades de aprendizaje, probablemente no estén aprendiendo.
  • El aprendizaje se basa en un modelo centrado en el déficit. El sistema se centra en identificar deficiencias y carencias de los estudiantes. Muy pocas escuelas se centran en sus ventajas y cualidades. Además, los programas están simplificados que se han despojado de la riqueza del contexto y que la única manera de ser absorbidos por un estudiante normal es mediante la memorización.
  • El aprendizaje es un proceso de transferencia y recepción de información. El sistema está centrado en el docente donde los alumnos deben reproducir el conocimiento en lugar de producir su propio conocimiento.
  • El aprendizaje es un proceso individual/solitario. Los alumnos pasan muchas horas trabajando de forma individual, completando espacios en blanco o realizando tareas repetitivas negándoles la oportunidad de pensar por sí mismos y de compartir sus conocimientos y experiencias.
  • El aprendizaje es más fácil cuando el contenido educativo es fraccionado en pequeñas unidades. El sistema fracciona los conocimientos y habilidades en pequeñas partes estandarizadas y descontextualizadas, para luego enseñarlas y evaluarlas por separado; lamentablemente la mente del aprendiz no puede relacionar estos conocimientos por lo que se pierde u olvida.
  • El aprendizaje es un proceso lineal. Se promueve un único camino lineal para abordar problemas, mientras la realidad es más compleja por lo que no existe una sola solución o un solo camino para encontrarla por lo que muchos aprendizajes escolares no sirven para afrontar los problemas de la realidad del estudiante.

Por ello apostar por un cambio hacia las TAC y no solo pensar en las TIC, permitirá explorar metodologías que apoyadas en las tecnologías permitan cambiar los roles en el aula. A nivel docente permitirá aprovechar la experiencia acumulada en este año y cambiar el escenario tradicional del proceso de enseñanza-aprendizaje, donde el uso continuo del entorno tecnológico deberá dar lugar a nuevas estrategias pedagógicas y explorar la redefinición de tareas, competencias y actitudes; como indica Segura (2007), el maestro dejará de ser un instructor para convertirse en asesor, orientador, facilitador y mediador del aprendizaje. Lo que implica afianzar su perfil y tener visión transformacional de la enseñanza y lograr la producción de conocimiento cumpliendo los principales tránsitos que se demanda de la docencia en el Marco del Buen Desempeño docente (MINEDU, 2012):

Figura 1. Principales tránsitos que se demandan de la docencia

Este cambio es necesario, para que, en mayor o menor medida, el proceso formativo con el uso de las TIC sea óptimo, es decir, nos centramos en el aprendizaje y el conocimiento teniendo como aliado a la tecnología.

Pensar en TAC, a la vez conlleva un cambio de rol en alumnado, otorgándole el papel central del proceso de aprendizaje, consiguiendo sea activo y participativo, usando para ello la competencia digital (competencia 28 del CNEB).

Entonces surge la pregunta: ¿cómo aplicar las TAC en nuestro sistema? un buen inicio es considerar etapas graduales para construir aprendizajes y conocimientos en los estudiantes usando las TIC, para ello debemos emplear modelos de integración de las TIC, como el modelo SAMR (modelo de sustitución, aumento, modificación y redefinición), el TPACK (Technology, Pedagogy And Content Knowledge),  o el modelo de la European Schoolnet (EUN) conocido como  “Modelos de madurez para el aula del futuro”, este último modelo  contiene un conjunto de niveles de consecución y madurez, ordenados de menor a mayor grado de evolución (EUN, 2018):

Nivel 1 – Cambiar. Caracterizado por un proceso de enseñanza – aprendizaje tradicional, donde la tecnología se usa para remplazar algunas actividades, principalmente las de proporcionar y mostrar información y recursos al alumno. Así a nivel de las TAC se busca ofrecer:

  • Acceso a recursos
  • Coordinación en entornos sociales
  • Enfoques básicos para la gestión de la información

Nivel 2 – Enriquecer.  Los estudiantes y profesores se convierten en usuarios de la tecnología digital, lo que mejora las prácticas pedagógicas y se experimentan nuevos roles de los docentes y estudiantes. En este proceso las TAC aparecen para mejorar la enseñanza y el aprendizaje, aunque existe poca conciencia y experiencia para apoyar a los alumnos con necesidades especiales o particulares. Así a nivel de las TAC se busca ofrecer:

  • Curación de recursos
  • Organización de experiencias de instrucción / discusión entre pares
  • Video conferencias para trabajar o discutir en grupos.
  • Actividades de trabajo colaborativo usando herramientas de grupo.
  • Análisis y visualización de información

Nivel 3 – Reforzar. Se propicia la autonomía y creatividad del estudiante a través de estrategias y métodos diferentes que se soportan con la tecnología. Las TAC permiten que el aprendizaje se apoye en recursos y servicios digitales que permiten colaborar, comunicarse, resolver problemas del mundo real y para la creatividad. En este nivel es importante señalar que existe la necesidad de disponer de tecnología y conectividad adecuada. Ejemplo de uso de las TAC:

  • Emplear herramientas de autoría y producción de contenido dentro de la clase.
  • Creación de juegos o empleo de estrategias o métodos lúdicos, ejemplo: la gamificación
  • Empleo de aplicaciones para modelizar, crear e investigar como parte del aprendizaje y la resolución de problemas
  • Uso de simuladores para entender mejor la realidad
  • Empleo de herramientas para colaborar y compartir conocimiento

Nivel 4 – Ampliar. El profesor es competente digitalmente y utiliza diversos métodos y tecnologías para motivar a sus estudiantes y darles mayor autonomía, se logra tender puentes entre el aprendizaje formal y el informal. Las TAC ofrecen al estudiante más control sobre cómo, qué y cuándo aprender, de esa manera el estudiante aprende de forma más autónoma, tiene la posibilidad de ampliar sus conocimientos.

Nivel 5 – Dotar de Autonomía. Es un nivel donde se logra una variedad de espacios para diversificar el aprendizaje y promocionar el desarrollo de competencias. El centro educativo está conectado con su comunidad y con otros centros educativo para probar nuevos métodos y tecnologías que ayudan a progresar constantemente.

Figura 2. tabla-resumen para el modelo de madurez del aula del futuro.

Soy Juan Cadillo y espero sus comentario, dudas y aportes para seguir creciendo en este espacio.

Referencias:

EUN. (2018). Kit de herramientas del Aula del Futuro. Guía de referencia MAF, v. Abril 2018. Recuperado de http://fcl.intef.es/wp-content/uploads/2019/03/2.2.-Tool-FCM-reference-guide_es-ES.pdf

García, F. (2011). Las escuelas inclusivas, necesidades de apoyo educativo y uso de las tecnologías accesibles. Accesibilidad para alumnos con discapacidad Intelectual. Accesibilidad, educación y tecnologías de la información y la comunicación. Serie informes, 17. Recuperado de https://www.observatoriodelainfancia.es/ficherosoia/documentos/3188_d_accesibilidad_educacion_NNTT_CNICE.pdf

MINEDU. (2012). Marco del buen desempeño docente.

Segura, M. (2007). Las TIC en la educación: panorama internacional y situación española. XXII Semana Monográfica de la Educación. Recuperado de http://www.fundacionsantillana.com/PDFs/xxii_semana_monografica.pdf

UNESCO. (2004). Las tecnologías de la información y la comunicación en la formación docente. Recuperado de https://pide.files.wordpress.com/2007/08/documento-unesco-tic-y-formacion.pdf

Escribe un comentario

  • Comentarios: 0
  • Valoraciones: 0
       

 

Publicaciones relacionadas

Cartilla para familias de estudiantes con Trastorn ...

Desde Educared, queremos compartir a las familias una guía muy útil elaborada por el Ministerio de Educación en alian ...

Educación más allá del aula: ¿Cómo atender a ...

Educación más allá del aula es un conjunto de conversatorios online organizado por Fundación Telefónica y Educared ...

Educared se une al portal “Aprendo en Casa” de ...

A través de Fundación Telefónica/Movistar y “la Caixa” Foundation se ha puesto a disposición del Ministerio de E ...