Nuevos retos metodológicos para la enseñanza

Autor: Hugo Diaz Publicado: junio 23, 2022

La mayor presencia de las tecnologías en el sistema educativo, el desarrollo de una serie de herramientas dirigidas a facilitar el aprendizaje de los estudiantes y las medidas que tuvieron que adoptarse durante la pandemia para que el año escolar no se pierda, han abierto las puertas a inmensos desafíos en materia de didácticas y metodologías de enseñanza y a crear nuevas formas de enseñar y aprender, no solo en la escuela sino fuera de ella. Asimismo, desprenden la conveniencia de sacar más provecho a herramientas interactivas para el trabajo en las aulas como las que permiten el aprendizaje personalizado, el aprendizaje colaborativo, la resolución de problemas, el aula invertida, entre otras, pues permiten el desarrollo de capacidades que hoy demanda la sociedad en la que vivimos.

Al respecto, Francisco Zariquiey, un destacado educador peruano que reside en Madrid, ponía de relieve en una conferencia que ofreció en el XII Congreso Internacional de Educación Encinas, la importancia del aprendizaje colaborativo al sostener que la mejor forma de aprender es que los estudiantes lo hagan juntos, que interactúen con diferentes. Sino lo hacen será más difícil que aprendan a trabajar en equipo cuando estén el mundo ocupacional.

Además, y quizá lo más importante, es que el aprendizaje colaborativo favorece la equidad al buscar que todo el alumnado de la clase logre los aprendizajes esperados y no solo parte de ellos. Es lo que se espera en cualquier organización o actividad social. Por ejemplo, el éxito de una empresa no es solo de uno o pocos trabajadores sino de todos; en el futbol el éxito de un equipo no es solo del entrenador o de un jugador; lo es de todos.

Como herramienta puede ser empleada con escolares desde los primeros años de escolaridad. Hay múltiples ejemplos que muestran cómo niños, desde muy pequeños, apoyan a su profesora o profesor colaborando con sus compañeros a comprender los conceptos y ejercicios que un profesor plantea en clase. Es una práctica que contribuye a desarrollar un espíritu de colaboración, compañerismo, solidaridad y creer con firmeza que el éxito debe ser de todo el grupo de clase. El aprendizaje colaborativo mejora el ambiente escolar al incidir en mejores comportamientos. La disciplina en buena parte del tiempo pasa a ser administrada por los propios alumnos.    

Se critica, a veces, que el trabajo en equipo de estudiantes puede llevar a que unos sean los que más trabajen mientras otros tienen una actitud pasiva o despreocupada. En la actualidad hay suficientes instrumentos que, utilizando tecnologías digitales o no, ayudan a superar esos temores. Además, el aliento del trabajo en grupo no excluye, por el contrario, puede alentar el trabajo personalizado, el pensamiento computacional, así como la evaluación colectiva y personalizada del logro de competencias.

Una de las ventajas del trabajo colaborativo es lograr fusionar en un solo objetivo la integración de múltiples tipos de conocimientos, capacidades y actitudes, en especial porque se busca que la participación de los estudiantes de la clase se dirija a la solución de problemas reales vividos por los estudiantes; por ejemplo, de problemas de tránsito o contaminación alrededor de la escuela; de discriminación racial al interior de la escuela y la comunidad; de simplificación de procesos que permita optimizar el tiempo de clases durante la jornada escolar, etc. En todos ellos ay que aplicar múltiples conocimientos lo que lleva a desarrollar igualmente múltiples capacidades. Los problemas que podrían analizarse responden a cualquiera de las áreas del plan de estudios.

Muchas de las soluciones se pueden encontrar sin necesidad de recurrir a las tecnologías digitales, pero si ellas se aprovechan es posible llegar a mayores niveles de profundización del análisis. Para ello existen innumerables herramientas a las que mayormente se puede acceder gratuitamente. Entre ellos, el Stratch y muchos programas afines como el Stratch Junior, el Zoho Show, el Prezi, el Snap, el Makey Makey, el Java Script y muchísimos otros más. Además, no se necesitan de ordenadores sofisticados pues basta una Tablet sencilla para que puedan operar.

Lo importante es que los docentes que deseen incursionar en estas experiencias sean capacitados y entrenados en el uso de metodologías y herramientas de trabajo colaborativo. Les harían un gran favor a sus estudiantes ya que contribuirían a dotarlos de capacidades que son las que necesitan para su futuro y de experiencias que nunca olvidarán.

El desafío está planteado. Perú lamentablemente lleva un atraso en el desarrollo de estas experiencias con relación a otros países que sería importante reducir. Dar paso a mayores iniciativas de innovación y mayor autonomía para el trabajo en las aulas ayudaría en este esfuerzo.

Escribe un comentario

    • Comentarios: 2
    • Valoraciones: 1
           

     

    Publicaciones relacionadas

    Cartilla para familias de estudiantes con Trastorn ...

    Desde Educared, queremos compartir a las familias una guía muy útil elaborada por el Ministerio de Educación en alian ...

    Educación más allá del aula: ¿Cómo atender a ...

    Educación más allá del aula es un conjunto de conversatorios online organizado por Fundación Telefónica y Educared ...

    Educared se une al portal “Aprendo en Casa” de ...

    A través de Fundación Telefónica/Movistar y “la Caixa” Foundation se ha puesto a disposición del Ministerio de E ...