El desafío de la formación a lo largo de la vida

Una de las preocupaciones mayores de la educación del futuro está en definir cómo se atienden las necesidades de actualización laboral de la población que pasó por alguno de los niveles y modalidades del sistema educativo, pero como producto del avance de los conocimientos y tecnologías requiere actualizar sus competencias o adquirir otras nuevas para seguir sobreviviendo en el mercado ocupacional.

Los escenarios que se han venido proyectando consideran que cada cierto tiempo toda la población joven y adulta tendrá que pasar por un proceso que le permita ir al ritmo de los cambios sociales y productivos. Las actuales modalidades presenciales de oferta de formación serán insuficientes e incapaces de atender la magnitud de la demanda. Será necesario recurrir a modalidades on line y promover el desarrollo de estudios independientes. Además, es necesario tomar conciencia que es una tarea que el Estado no podrá hacerlo solo, sino que demanda un esfuerzo nacional conjunto.

Los esfuerzos realizados hasta el presente en el país, si bien notables por parte de algunas instituciones requieren ser complementados con otro tipo de ofertas que tengan como virtud su carácter masivo y la facilidad de acceso gratuito aún para la población que registra los mayores niveles de pobreza. Las tecnologías de la comunicación e información, así como el desarrollo de la banda ancha resultan indispensables.

En el Perú la oferta de cursos on lime, ha avanzado principalmente promovida por algunas universidades e institutos como el TECSUP siguiendo el modelo de los MOOC norteamericanos y europeos preferentemente dirigidos para la población con educación superior, pero abiertos a la población en general. En América Latina el desarrollo de estas modalidades de formación adopta el mismo modelo, aunque con escaso desarrollo de ofertas técnicas para grupos poblacionales con mayor índice de vulnerabilidad.

La experiencia más relevante, que sería importante estudiar y aprovechar es la mexicana donde la Fundación Carlos Slim ha creado una potente plataforma que permite llegar a millones de jóvenes y adultos con una variedad de ofertas gratuitas de formación en las áreas de Educación y Cultura, Empleo y Salud. Su alianza con la Secretaría de Educación de México permite, mediante su programa Capacítate para el Empleo, certificar los cursos, además que acceder a un servicio de Bolsa de Trabajo y créditos para iniciativas de emprendimiento. En el Portal de la Fundación Slim se puede encontrar amplia información sobre más de 300 cursos, entre cortos y diplomados, e información estadística que muestra que la inscripción abarca casi 13 millones de personas de 194 países del mundo y 4,4 millones de estudiantes.

Otras iniciativas relevantes son las del SENA colombiano con inscripciones a cursos gratuitos de formación en bilingüismo con el fin de que la oferta educativa esté conectada pertinentemente con las necesidades del mercado laboral. La Organización de Estados Americanos – OEA- también tiene disponible en su portal educativo, cursos y diplomados virtuales para latinoamericanos que deseen ampliar su conocimiento. Algunos de los cursos y diplomados ofrecidos son gratuitos, y para el resto que tiene costo, la OEA también ofrece becas totales y parciales para cubrirlos.

El gobierno peruano podría, mientras organiza sus propios servicios de formación, realizar convenios con organizaciones como la Fundación Slim, que están acumulando amplia experiencia en la organización de ofertas de formación para población joven y adulta, especialmente de los sectores menos favorecidos. El carácter técnico de los cursos permite que sean válidos para la realidad de cualquier país latinoamericano.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público.

X