Coronavirus e inicio el año escolar

El año escolar empezó en varias escuelas privadas el 1 de marzo y en las públicas estaba previsto iniciarse el 16 de marzo. No obstante, los acontecimientos de los últimos días han hecho que el gobierno reconsidere su decisión.

En efecto, son varias las situaciones que han puesto en alerta no solo al gobierno sino a la población en general. El coronavirus llegó a país y hasta el miércoles 11, a las 17.41 horas, el número de personas infectadas se había elevado a 15 con tendencia a ir creciendo.

En el Colegio Newton, uno de los más caros de Lima, se detectó el primer caso de un niño infectado. Con buen tino, el Colegio decidió suspender las clases.

La OMS ha declarado una situación de pandemia en el mundo y varios países comienzan a endurecer sus medidas para evitar un mayor desarrollo de la situación. En Italia se ha paralizado prácticamente toda actividad y se ha cerrado la entrada y salida de personas. España se evalúa una situación similar en Madrid, la ciudad más afectada. Allí se ha dispuesto el cierre de escuelas y universidades. En algunas ciudades la población trabaja en sus casas o  invade los supermercados para abastecerse de productos en la eventualidad de no poder salir de sus casas.

En el Perú se han adoptado las primeras medidas. Una de ellas es monitorear la actividad de las personas afectadas. Una segunda es una amplia difusión de recomendaciones de carácter preventivo para que sea tomada en cuenta por la población. La mañana del 11 de marzo el Presidente Vizcarra anunció la suspensión del inicio del año escolar en las escuelas públicas y la suspensión de aquellas actividades en las privadas que iniciaron antes, hasta el 30 de abril.

La medida, aunque aún con un desarrollo pequeño de la pandemia en el Perú, es razonable. Si sería importante que en estos días se trate de solucionar los problemas de agua, material de aseo y fumigación en todas las escuelas. Las inversiones que se requieran deben ser facilitadas.

También se ha señalado que en los casos posibles, durante los días en que no hay clases, los profesores podrán hacer encargos de tareas a sus estudiantes vía internet. Es una medida aceptable aunque con las limitaciones del caso. En Lima Metropolitana, aproximadamente 55% de los hogares posee un computador en casa y acceso al internet. En el resto urbano del país esa cifra se reduce a alrededor del 40% y en áreas rurales solo 5.5% de hogares dispone de un computador y 1.3% acceso al internet.

La medda es buena pero hay que trabajar igualmente otras opciones para los que no tienen el privilegio de acceso a las tecnologías. El Ministerio de Educación debe trabajar rápidamente esas opciones e implementarlas.

En todo este panorama, lo que hay que esperar es que la pandemia no dure tanto. Lo que señalan algunos especialistas es que en América Latina, por tanto en Perú, se podría dar un ciclo de desarrollo de la misma similar al presentado en Europa: es decir, que los casos vayan creciendo a medida que pasen los días. En Perú el tema se complica en alguna medida por el cambio de estación, al entrar al otoño.

Prudencia y seguir las recomendaciones es lo recomendable. Hagamos todos eso.

X