Aula Digital en Casa, modelo viable

Como la mayoría de instituciones que aportan al desarrollo de la escuela pública, la Fundación Telefónica ha hecho una adecuación de los diversos programas que ejecuta en el país dirigidos a estudiantes y docentes de la educación primaria estatal, así como para niños internados en alguno de los trece hospitales donde realiza su proyecto Aulas Fundación Telefónica. 

Para el Ministerio de Educación resultaría conveniente observar este modelo de atención ya que puede ayudar a construir algunos de los criterios sobre los cuales hay que idear la escuela que podría surgir después de que se supere la etapa de emergencia sanitaria que se vive. Por ejemplo, cuánto de tecnología aprovechable para enseñar y aprender sería deseable en las escuelas y en el hogar; qué características y contenidos deberían estar en las plataformas, qué sistemas son deseables por su eficacia para la comunicación entre el profesor, alumnos y familia. 

Aula Digital en Casa, que ofrece la Fundación Telefónica, tiene la ventaja de haberse concebido como un complemento del programa Aprendo en Casa ejecutado por el Ministerio de Educación y no como un programa aislado. El Proyecto en el año 2019 atendía alrededor de 370 mil estudiantes de 1º a 6º grado de educación primaria, 16 mil docentes y mil escuelas de 21 regiones. De acuerdo con el tamaño de la matrícula, las escuelas recibían entre una y cuatro maletas con un completo equipamiento digital, incluido un promedio de 30 a 40 tabletas. 

Ahora, bajo la modalidad en casa se atenderán 153 mil estudiantes. La razón es que no todos los alumnos tienen acceso a internet. Aún no poseyendo una laptop o tableta, es posible beneficiarse de Aula Digital en Casa al haberse convertido el celular en el principal medio de comunicación para el 65% de estudiantes. Dependiendo de cual es la situación de cada alumno de la sección, la comunicación del docente con los padres de familia y alumnos puede utilizar el correo electrónico, WhatsApp, el Skype. Por ahora no se produce una interacción en vivo pues no todos los alumnos de la clase disponen simultáneamente del equipamiento tecnológico en un determinado momento del día.

Debido a que para los docentes fue sorpresiva la decisión de adoptar este año la educación en casa, en la plataforma del portal Educared se publica semanalmente la programación de sesiones de clase y los recursos que podrían utilizar alumnos y profesores. Los contenidos están adaptados al Currículo Nacional y cubren las áreas de Matemática, Comunicación, Ciencias y Personal Social. La meta es que este año se emitan más de 300 sesiones de clase. Con el tiempo y a medida que los docentes aumenten sus competencias en el uso de las tecnologías podrán producir su propia programación de sesiones de clase, elegir sus metodologías de enseñanza y de evaluación, así como el material correspondiente. Ellos son y seguirán siendo el principal factor de aprendizaje. Para este año se ha previsto capacitarlos en temas como metodologías de aula invertida, aprendizaje integrado, aprovechamiento de video conferencias, entre otros. 

Más que una creación de materiales, lo que se ha realizado es una curación del material que disponía Aula Digital y otros proyectos de la Fundación Telefónica. Además, se aprovechan otros recursos de contenido libre o autorizado haciendo links a las plataformas donde se encuentran; por ejemplo, los de Kham Academy. Un criterio importante es que los materiales que difunde la plataforma sean fácilmente descargables y que el acceso y recorrido por la plataforma de Aula Digital en Casa sean muy sencillo y amigable. 

Metodológicamente el proceso que sigue el alumno para el desarrollo de las sesiones de clase es el siguiente. Empleando uno de los medios tecnológicos disponible en casa, carga previamente el contenido de la sesión, revisa diariamente lo que le toca hacer y realiza la actividad. En la pantalla podrá ver el resultado de su trabajo y pasar a la actividad siguiente. Las clases se difunden para todos los alumnos beneficiados del proyecto, pero a la vez, para efectos de monitoreo y retroalimentación, están organizadas en función de los alumnos que tiene cada profesor. Una característica relevante de Aula Digital en Casa es que no todo se trabaja digitalmente; el alumno realiza parte de su actividad de aprendizaje en su cuaderno. Será lo que allí trabaja lo que facilitará la evaluación final.

Como es de imaginar, el tráfico de navegación en la plataforma de alumnos y profesores se ha incrementado considerablemente. No solo se difunden sesiones de clase sino también diversas ofertas de capacitación para que los docentes aumenten sus competencias digitales. Es la razón por la que se ha potenciado la plataforma. Inicialmente se empezó atendiendo a los alumnos del 3º al 6º grado, pero se proyecta pronto extender los beneficios de esta iniciativa a los dos primeros grados de la educación primaria.Aula Digital en Casa es un proyecto en permanente recreación y lo seguirá siendo en tanto se vayan definiendo las características de lo que será la escuela y los procesos de aprendizaje en el futuro. Cuando los alumnos regresen a las clases presenciales el programa deberá irse adaptando y formar parte de una transformación sustantiva de la escuela en los campos del currículo, las metodologías, la gobernanza y organización del sistema. Lo rescatable será que con las herramientas tecnológicas el sistema educativo habrá ganado un aliado importante en la identificación e implementación de muchos procesos que d

X