[Infografía] ¿Qué es la competencia mediática?

Por: Julio César Mateus.

Un reciente artículo de León Trahtemberg llama nuevamente la atención sobre la urgencia con que se debe desarrollar la competencia mediática en la escuela. Cita un estudio de investigadores de la Universidad de Stanford que revela

“la incapacidad de los estudiantes para razonar sobre la información que ven en internet, diferenciar artículos de publicidad, reconocer de dónde viene la información, o mostrar algún reparo o escepticismo frente a un artículo que proponía planes de financiamiento familiar escrito por un ejecutivo del banco auspiciador. Muchos no se fijan en los auspiciadores de los artículos para juzgar la credibilidad de lo que leen”.

La finalidad de la competencia mediática es desarrollar en cada persona capacidades suficientes para interactuar con los medios de forma crítica y creativa: sea consumiendo o produciendo contenidos, que es lo que hacemos todo el tiempo cuando compartimos una noticia en un medio social o cuando vemos una serie televisiva, por ejemplo. Lo mediático, por lo tanto, incluye los dispositivos y plataformas digitales más modernas, como Facebook o los celulares “inteligentes”, pero también los medios de comunicación “tradicionales”, como la radio, la prensa o el cine. Todos son parte de un mismo ecosistema.

Existen muchos marcos que explican teóricamente la competencia mediática. Algunos se caracterizan por poner mayor énfasis sobre algún elemento (como la competencia informacional o la competencia audiovisual) y otros que han logrado más fama y fortuna (como la competencia digital). Esta dispersión de propuestas se produce, entre otras razones, porque el entorno de los medios (ese ecosistema) es inestable. Las tecnologías de la comunicación cambian todo el tiempo, creando necesidades y habilidades nuevas y desfasando otras. Pero, como hemos dicho, importa menos discutir cuál es el mejor marco que empezar a aplicar alguno en la escuela.

En 2012, los profesores Joan Ferrés y Alejandro Piscitelli publicaron una propuesta de competencia mediática validada por 50 expertos internacionales.  Entre otras virtudes, este marco integra todos los medios y aborda los planos del análisis y la expresión. Es una propuesta adaptable y flexible, pues, como dicen los autores, “si el mundo de la comunicación mediática está en proceso de transformación constante, también habrá que transformar de manera constante las aproximaciones educativas al mismo”. Además, incluye aportes de la neurociencia —usualmente desatendidos en estos marcos–, porque “de poco sirve el análisis de la significación de un mensaje si no va acompañado del análisis del efecto que produce en la persona que se enfrenta a él”.

En la siguiente infografía resumimos las seis dimensiones que componen la competencia mediática, según Ferrés y Piscitelli. El desarrollo extenso de la propuesta está publicado en este artículo. Los invitamos a revisarla y compartir con nosotros sus inquietudes y experiencias de aplicación en el aula.

COMPETENCIA MEDIÁTICA (2)

X