Voces por la inclusión, por Ana de Mendoza

Autor: Educared

Cuando se aprueba la Convención sobre los Derechos del Niño en 1989, se establecen de manera universal los derechos de los niños, niñas y adolescentes, y surge el imperativo de visibilizar sus demandas y urgencias para actuar formulando las políticas públicas transversales que permitan asegurar su desarrollo e igualdad de oportunidades.

Claramente, en los artículos 2 y 23 de la Convención se señala que todos los niños y niñas tienen los mismos derechos, sin ningún distingo. Además, que los Estados firmantes, entre ellos el Perú, reconocen que niñas y niños con discapacidad deberán “disfrutar de una vida plena y decente en condiciones que aseguren su dignidad, le permitan llegar a bastarse a sí mismo y faciliten su participación en la comunidad”.

Evocando esos objetivos, preocupa que más de 30 años después en el Perú 20% de niños y niñas con discapacidad no accedan a ningún servicio educativo. Según el Censo Escolar del 2018, solo el 40.4% de estudiantes con discapacidad culmina la primaria. En secundaria la crisis es aún mayor: solo el 22.4% ha cursado este nivel en zonas urbanas, mientras que en el ámbito rural la cifra alcanza 9.2%. Las barreras no son solo físicas, sino de accesibilidad o actitudinales, que limitan su participación y desarrollo en la sociedad. En esta época de la pandemia, si bien se han abierto algunas oportunidades con la educación remota, como ha señalado un reciente estudio de GRADE y SODIS, los riesgos de exclusión continúan y las brechas no han disminuido.

El trabajo en casa y en la escuela es fundamental para incentivar que la sociedad comprenda el valor de la diversidad, que los niños y niñas desde muy pequeños tengan la experiencia humana y natural de compartir con personas cuya forma de funcionar en el mundo es diversa y debemos acogerla y celebrarla. Esta experiencia de convivir en diversidad es un derecho de todos los niños y niñas, y permite crear comunidades educativas que vivan valores tan importantes para la sociedad de hoy como la empatía, el respeto, la solidaridad y el amor.          

Necesitamos acciones más decididas. Reabrir las escuelas debe ofrecer oportunidades renovadas, en especial a los estudiantes con discapacidad. Valoramos que el Ministerio de Educación esté promoviendo el Diseño Universal de Aprendizaje (DUA), como herramienta para reconocer y manejar en las aulas la diversidad que hay entre los estudiantes y su manera de aprender, esfuerzo que estamos apoyando. Y junto con la Fundación Telefónica, mediante el podcast “Voces por la inclusión”, estamos amplificando la experiencia de las propias personas con discapacidad, voces que expresan el anhelo de  vivir en un Perú bicentenario que dé la bienvenida a la diversidad y con igualdad de derechos y oportunidades para cada niño y niña.

Escribe un comentario

  • Comentarios: 0
  • Valoraciones: 0
       

 

Publicaciones relacionadas

Cartilla para familias de estudiantes con Trastorn ...

Desde Educared, queremos compartir a las familias una guía muy útil elaborada por el Ministerio de Educación en alian ...

Educación más allá del aula: ¿Cómo atender a ...

Educación más allá del aula es un conjunto de conversatorios online organizado por Fundación Telefónica y Educared ...

Educared se une al portal “Aprendo en Casa” de ...

A través de Fundación Telefónica/Movistar y “la Caixa” Foundation se ha puesto a disposición del Ministerio de E ...