Una obra que busca el encuentro dialógico y cooperativo entre la Educación Universitaria y la Educación de Jóvenes y Adultos

Por César Picón Espinoza

El 16 de diciembre se hizo la presentación de mi libro intitulado Desarrollo, Universidades y Educación de Personas Jóvenes y Adultas, con el auspicio de la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle y la DVV Internacional-Perú.

El propósito fundamental de la publicación es tender un puente de diálogo sostenible entre el Sistema de la Educación Universitaria y el Sistema de la Educación de Jóvenes y Adultos (EPJA), acerca de algunos temas de interés común y de bien público, que pueden dialogarse y negociarse, entre los dos actores, por aproximaciones sucesivas.

Son dos sistemas que no se conocen a fondo recíprocamente y que han marchado las dos últimas décadas por pistas separadas, eventualmente con ineficaces mecanismos de articulación y de cooperación horizontal.

Es un hecho que, con las excepciones que afortunadamente existen, las universidades en general conocen relativamente poco acerca de la EPJA, especialmente en relación con el pensamiento y propuestas que se vienen generando en relación con su transformación y su incidencia potencial, en una perspectiva transformadora, en los distintos campos de la vida nacional.

La EPJA, por su parte, desconoce lo que viene aconteciendo en el proceso de la reforma universitaria todavía inacabada y que puede consolidarse y profundizarse con la activa participación de sus actores protagónicos.

Ambos sistemas todavía no se han acercado para conversar, dialogar y generar formas de trabajo solidariamente compartido, con sentido de realidades, en las áreas históricas de la educación universitaria: formación, investigación y extensión.

Los dos sistemas antes de la pandemia y con mayor intensidad durante ella, tienen que convivir con los cambios acelerados y bruscos en los diferentes campos de la vida nacional. También tienen que reconocer que, de aquí en adelante, en sus políticas y estrategias de estructuración y organización de los aprendizajes que imparten, tienen que combinar la educación presencial y las distintas formas de la educación a distancia, así como intensificar el uso de la tecnología digital dentro de propuestas pedagógicas específicas.

Los dos sistemas, a lo largo de sus trayectorias institucionales, vienen tomando conciencia crítica acerca de sus fortalezas y de sus debilidades. Saben que deben realizar ajustes internos para resolver problemas históricos y emergentes. Han aprendido que las realidades son dinámicas: se mueven y caminan constantemente y, consecuentemente, las instituciones, con visión de futuro, tienen que hacer acompañamiento a esas realidades dinámicas. De no ser así, las instituciones del mundo universitario y de la EPJA, estarían a espaldas de sus respectivas realidades y serían obsoletas históricamente. el

Las personas de todas las edades aprendemos, pero también las instituciones aprenden o deben aprender a lo largo de su vida orgánica. El aprendizaje institucional permite el crecimiento de la lógica institucional y del desarrollo institucional para el cumplimiento de sus finalidades y objetivos específicos. En los nueve núcleos temáticos del libro las personas lectoras encontrarán los desafíos comunes que los dos sistemas pueden encarar y la necesidad de los aprendizajes y tareas conjuntas que pueden realizar en servicio al país.

Estos núcleos temáticos son los siguientes: 1) Horizonte de sentidos de la Educación de Personas Jóvenes y Adultas, 2) Investigación para el desarrollo en una perspectiva cultural y educativa, 3) Universidades, Educación y Aprendizajes de personas jóvenes y adultas a lo largo de la vida, 4) Calidad de la EPJA y Universidades, 5) Municipios, Universidades y Educación de Personas Jóvenes y Adultas, 6) Universidades, Educación Infantil y Adultos Mayores, 7) Universidades, Neurociencia y Educación y Aprendizaje de jóvenes, adultos y adultos mayores, 8) Programa Nacional de Liderazgo en apoyo a la EPJA (PRONALEPJA) y el papel de las Universidades, y 9) Desarrollo Sostenible, Universidades y Educación de Personas Jóvenes y Adultas.

Hay cuatro posibles áreas de trabajo cooperativo que pueden tener proyecciones significativas.  La primera es la consolidación y profundización de la alianza estratégica en apoyo al desarrollo humano integral y sostenible de las comunidades, dentro de los gobiernos locales y regionales y del trabajo ampliado con la participación de todos los sectores involucrados en la EPJA: organismos del Estado, de la sociedad civil, del sector privado y de la academia.

La segunda es la construcción del Pensamiento Educativo Peruano sobre la EPJA, desde el horizonte de la epistemología emergente en el país con base en las gentes y comunidades con un enfoque territorial, intercultural, interdisciplinario, multisectorial e intersectorial, intergeneracional.

La tercera área es el trabajo conjunto para luchar contra las desigualdades estructurales del país, así como de sus efectos nocivos que inciden en el desarrollo educativo, cultural, científico y tecnológico del país.

La cuarta área consistiría en que ambos sistemas pudieran hacer una relectura reflexiva y crítica de la estructura de sus respectivos sistemas.

Una característica común es que, hasta ahora, tanto en la Educación Universitaria como en la Educación de Jóvenes y Adultos, hay una presencia absorbente y hegemónica de la parte regular del sistema.

En el caso de la Educación Universitaria, por ejemplo, todavía no hay respuestas alternativas para encarar frontalmente el problema de los estudiantes universitarios que no concluyen sus estudios profesionales o incluso si los terminan no se titulan, así como el caso de los estudiantes graduados, que no encuentran empleo en sus campos de formación. Para este contingente humano, que va creciendo de año en año, aún no hay respuestas desde la universidad.

En el caso de la EPJA la modalidad de educación básica alternativa, a pesar de su deficiente implementación, ha generado algunas formas organizativas de trabajo educativo no presencial. Estas formas son la educación semipresencial, itinerante, a distancia y virtual. De contar con adecuado equipamiento, recursos para el aprendizaje y personal directivo y docente preparado, la señalada modalidad podría hacer una mejor contribución.

 Es importante destacar para las personas lectoras que todas estas formas organizativas de la referida modalidad, agregando los aportes de la educación técnico profesional y la educación comunitaria, no alcanzan a beneficiar a más del 3% de la población nacional joven y adulta del país.

Hay diversos tipos potenciales de sujetos educativos que están prácticamente excluidos de oportunidades de educaciones y aprendizajes, dentro del sistema regular de la EPJA y del sistema no regular de la misma.

 Para atender a las personas y colectivos humanos, que no están en el campo de la parte regular de los dos sistemas, se plantea el desafío que estos generen nuevas modalidades alternativas que estarían a cargo de nuevas instituciones-centros, programas, proyectos o núcleos de educación y aprendizaje- no regulares dentro de cada uno de los dos sistemas.

Es un desafío en cuya respuesta el Sistema de la Educación Universitaria y el Sistema de Educación de Jóvenes y Adultos pueden trabajar cooperativamente en algunos aspectos comunes en beneficio del país.

A lo largo de los temas de este libro el autor aborda en forma reflexiva y crítica, desde la realidad y con transparencia, los desafíos principales y algunas posibles respuestas. Se espera de las personas lectoras que asuman sus posicionamientos acerca de los temas presentados y propongan otros temas para el diálogo y trabajo cooperativo entre los dos sistemas señalados y se sirvan compartan solidariamente sus aportes.

Suscríbete
close slider
Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Loading
X