Rosa Fuentes: la maestra que creó un avatar para cuidar de la naturaleza

En Comas, los alumnos de la I.E. 2045 “Villa Clorinda” están aprendiendo a construir espacios verdes y llenos de vida en casa, a través de Zoom.

Maestra, directora y estudiante eterna. Rosa Fuentes es una educadora imparable que, hace tres años, comenzó una transformación académica importante en la Institución Educativa 2045 “Villa Clorinda” del distrito de Comas. Un proceso que, como dice ella, tiene de meta “lograr que la escuela vaya más allá de las aulas” y que ha llevado a padres, maestros y alumnos a reconectarse con su comunidad.

La primera vez que la directora Fuentes recorrió el Asentamiento Humano Villa Clorinda Málaga del Prado, notó que este estaba rodeado de árboles y que las familias que vivían en las zonas más altas del lugar los cuidaban bajo un sistema de riego por goteo. Entonces, se le ocurrió que ese interés por la naturaleza sería el componente ideal para unir al colegio con todo lo que lo rodeaba.

ESPACIOS DE VIDA
Junto al resto docentes de la institución, armaron las clases bajo un enfoque que motivará a los niños a cuidar el medioambiente y desarrollaron los Espacios de Vida (ESVI), pequeños huertos para a cada sección . “Tenemos alumnos con familia que venían de lugares en los que cultivaban y sembraban. La idea les encantó”, dice la directora.

Con la llegada de la pandemia, todos estos esfuerzos se vieron en riesgo. Sin embargo, la profesora Fuentes ya había tenido un acercamiento a las nuevas tecnologías. Desde el 2007, comenzó a explorar distintos cursos de innovación, pensamiento computacional y gamificación de la Fundación Telefónica que le permitieron adaptarse a las clases a distancia.

NATURALEZA Y TECNOLOGÍA
Rápidamente, organizó grupos de trabajo para brindar soporte tecnológico y emocional a los docentes y a los padres de familia. De esta manera, en poco tiempo, el colegio “Villa Clorinda” estuvo listo para pasar a una educación virtual utilizando juegos, llamadas por WhatsApp y clases en Zoom. Pero había un componente que le falta a estas clases virtuales.

Los niños le decían constantemente a la maestra lo mucho que extrañaban cuidar de los Espacios de Vida que habían creado en sus aulas. “Decidimos enviarles semillas a sus casas, queríamos trasladar esas ESVIS al hogar”, comenta la profesora.

El resultado de este proyecto sorprendió a los profesores. Padres y alumnos trabajaron juntos para sembrar las plantas, grabar videos e investigar en Internet sobre sus cuidados. Además, los estudiantes exploraron recursos como los gifs, la plataforma de Tik Tok e incluso, propusieron la creación de un avatar semejante a la directora Fuentes: La Capitana Planeta.

Hoy, la comunidad académica de “Villa Clorinda” está encantada con sus clases y los alumnos se esfuerza en su educación para recibir más “puntos” de la Capitana Planeta. Para la directora Fuentes este es un gran logro, que la convence aún de que “la educación junto a la tecnología moviliza”.

Fuente: El Comercio


Suscríbete
close slider
Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Loading
X