Uso del aprendizaje social en la educación a distancia

Nuestro país viene implementando una estrategia de educación a distancia para responder a las necesidades de una continuidad del servicio escolar a través de internet, televisión y radio. Para ello el MINEDU viene desarrollando un conjunto de lineamientos que están orientados a responder a las diversas necesidades y realidades. 

En este contexto los maestros experimentan diversas soluciones para que sus estudiantes dentro de la estrategia “APRENDO EN CASA” puedan desarrollar las competencias y capacidades consideradas para cada sesión. Así se requiere aportar con algunas orientaciones que sean útiles para lograr los objetivos educacionales planteados e iniciar a la vez sobre los mejores marcos o modelos pedagógicos responden en mejor medida a la educación a distancia.

Siendo una propuesta rescatable el uso de la teoría del aprendizaje social usando los medios digitales. En este sentido es importante resaltar el cambio en la concepción sobre la naturaleza y funcionalidad de la información y del conocimiento que estamos sufriendo en nuestro país a nivel educativo, pasamos de considerar que el maestro podía trabajar solo en el aula, a un trabajo y conocimiento distribuido en el que participa el ministerio con sus plataformas, los profesores con sus directrices y estrategias pedagógicas, la familia como tutora y acompañante y las redes sociales con sus múltiples mensajes y orientaciones. Sin querer estamos experimentando la creación de una cultura participativa e inteligencia distribuida en la red para construir escuela. Es a la vez una oportunidad para aprovechar los contrastes, complementariedades y enriquecimientos mutuos que ofrece este trabajo.

Existen problemas pendientes y preguntas aún sin contestar: ¿Cómo orientarnos hacia la nueva escuela que queremos a través de los medios digitales? ¿Cómo desarrollar modelos pedagógicos que aprovechen y capitalicen la experiencia vivida en medio de la pandemia para extraer lo que ha empezado a funcionar y se depure los modelos arcaicos del trabajo educativo? ¿Cómo superar nuestro déficit de conectividad para acortar brechas?

 Son preguntas sobre las que hay que reflexionar y aportar, de esta manera esta publicación se orienta al análisis del aprendizaje social de Bandura para entender como se está construyendo conocimiento a través del uso de la educación a distancia y de las relaciones que se están formando entre los distintos actores usando los medios virtuales.

Los niños y los adolescentes que viven el confinamiento son capaces de extraer como enseñanzas las conductas, maneras de relacionarse con los demás o comportamientos de sus pares y de los adultos en las distintas parcelas de la interacción virtual (formas de comportarse, expresión, tratamiento, manejo de la información, presentación de la misma, explotación de la imagen personal, etc.) y sin darse cuenta de ello. Así podemos afirmar que “Aprendemos un modelo. No es lo que trato de mostrar sino cómo lo muestro”.

Actualizando la propuesta de Bandura, debemos reconocer en la interacción virtual la influencia que ejerce el entorno sobre el estudiante y la de éste con su entorno, así como los procesos mentales que se generan entre los diferentes actores que participan de esa interacción en estos tiempos. Albert Bandura señalaba en su teoría de aprendizaje social que la curiosidad y las expectativas son factores determinantes para que el Aprendizaje Social funcione por ello estamos llamados a generar un entorno que fomente estos elementos.

A continuación, señalamos algunas recomendaciones para aplicar el aprendizaje social en estos tiempos de educación a distancia.

Error: GraphComment couldn't be load because your settings are invalid. Please visit your admin panel and go to the GraphComment section and enter a valid website URL/ID.
Suscríbete
close slider
Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Loading
X