Ecos del EnlightED 2020: Las habilidades para los empleos del Futuro

Del 20 al 23 de octubre pasado se celebró la tercera edición del enlightED, para los que no la conocen es una de las más importantes conferencias mundiales sobre educación, tecnología e innovación; que por motivos de la pandemia se desarrolló bajo una edición virtual, y fue organizada por Fundación Telefónica, IE University, Fundación Santillana y South Summit.

En una serie de artículos intentaré compartir algunas reflexiones y poner en contexto las visiones de varios especialistas participantes en el evento con respecto al aprender, enseñar y trabajar.

Mi primera reflexión partirá de la ponencia “Las habilidades para los empleos del Futuro” desarrollada por Jorge Barragán, director para México del International Youth Foundation.

Como todos ya hemos interiorizado e incluso se encuentra normado, la escuela debe formar un conjunto de competencias relevantes para responder a la sociedad del siglo XXI, donde los marcos curriculares plantean el reto de articular la gestión institucional, el trabajo docente, los materiales educativos y la evaluación con lo que se espera que aprendan los estudiantes (MINEDU, 2016). Pero que sucede cuando el sistema desarrolla una pedagogía pobre e irrelevante y que está apartada del aparato productivo, entonces surgen brechas que se van extendiendo y convirten a los egresados en personal que no puede ser empleado porque carecen de las habilidades que las empresas están buscando.

Este problema no solo afecta al Perú, sino es un fenómeno mundial, ya que el sistema educativo no está respondiendo debido a su excesivo centralismo. A decir de Barragán, no se puede esperar que todo el currículo de un país sea desarrollado por su ministerio de educación, sino que se requiere el concurso del sector privado y de la sociedad civil para que en base a los márgenes de autonomía que todo currículo tiene, se encuentre especificaciones de políticas, recursos de capacitación a docentes, actualización de currículum, equipamiento, entre otros para reducir las brechas en el desarrollo de la fuerza productiva de las regiones y un país.

El desarrollo de la fuerza laboral en los últimos años ha cambiado y seguirán haciéndolo irremediablemente, por lo que el sistema educativo necesita desarrollar políticas públicas de innovación educativa que engarce las actividades formativas a las cadenas de valor productivo de sus industrias y todo su sector productivo, buscando alimentarse de la información del sector laboral que actualice los esfuerzos educativos. De esta manera en el caso peruano es necesario encontrar la piedra roseta que permita que las “Empresas que son de Marte conversen con las escuelas que son de Venus”, un buen inicio es https://www.empleosperu.gob.pe/ el portal empleos del sector estatal que busca enlazar a los necesitados de trabajo con los empleadores, pero también requerimos de formas de captar las necesidades formativas y encajarlas a la formación desde la escuela, dotándola de mecanismo para aprender, adaptar y ejecutar la formación de nuevas habilidades lo que implica el trabajo articulado de varios ministerios y no solo el trabajo aislado del Ministerio de  Educación.

Soy Juan Cadillo y espero sus comentario, dudas y aportes para seguir creciendo en este espacio.

Referencias:

MINEDU. (2016). Programa Curricular de Educación Secundaria. Recuperado de http://www.minedu.gob.pe/curriculo/pdf/programa-curricular-educacion-secundaria.pdf

Suscríbete
close slider
Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Loading
X