Héroes del Silencio: los programas que todos piden y pocos conocen

Por: Rodrigo Chávez Terrones (*)

“Nunca hay nada bueno en la TV peruana”. Esa es la frase común que escuda nuestro consumo de producciones extranjeras o nuestra indiferencia hacia la señal de TV nacional abierta. Después de todo, ¿qué de valor podemos encontrar en el sancochado de magazines de chismes y espectáculos, noticieros sangrientos, realities con jóvenes de hipertrófica musculatura y ficciones escritas sin el más mínimo tino o sentido narrativo?

Sin embargo, a pesar de este aciago panorama, formar una dieta mediática de valor recurriendo a nuestros contenidos nacionales no es imposible, ya que existen varias propuestas que buscan sobresalir del vaho de mediocridad de la señal abierta tradicional ofreciendo a los espectadores contenidos valiosos, creativos y que resalten lo mejor que los peruanos tienen para ofrecer a nivel artístico y cultural.

Dicho de otro modo, se puede decir que existen en el país programas televisivos que ofrecen todo lo que el público demanda, pero este no los consume.

Esta paradoja puede estar motivada por la carencia de información. Todos sabemos de los productos de calidad media o baja que la TV nacional ofrece porque hablamos de ellos con ahínco (para criticarlos o halagarlos, según el caso), pero dejamos de lado los productos de valor, evitando que más gente sepa de ellos y acceda a consumirlos.

Nuestro consumo diario de televisión local está marcado por la fagotización de la vida personal de las estrellas de los programas del propio canal, mezclada con la promoción regular que se les da. Así, nuestro consumo inicia durante la mañana con los programas de espectáculos, donde se exhiben las acciones virtuosas o reprobables de los protagonistas de los programas y realities del canal. Al medio día se emiten reportajes y notas promocionales sobre las series, repasos de episodios y un poco más de la vida personal de las estrellas antes expuestas. Por la tarde, un colchón de programas de relleno abre paso a los realities, donde vemos en acción a las personas, cuyas vidas privadas ya conocemos al detalle. Finalmente, pasamos al bloque de horario estelar y se consumen las ficciones promocionadas a lo largo del día.

Toda una maquinaria mediática dispuesta y diseñada para devorar sus propios productos y crear “contenidos nuevos” que alimenten la parrilla diaria como anticipo a la emisión de un nuevo episodio. Quienes consumen estos contenidos se ven gratificados por este bombardeo constante de información, mientras que quienes los critican, consumen el bombardeo para tener con qué reprocharlos.

Este escenario valida la hipótesis previamente expuesta sobre la falta de información sobre buenos productos televisivos locales y el poco espacio que hay en los medios para compartir su existencia con el público. Es por ello que a continuación se enumera un breve listado de contenidos nacionales que satisfacerán el “hambre de buena TV local” que muchos espectadores exigen. Todos son parte de la parrilla de Canal IPe, canal de señal pública miembro de la familia de Tv Perú y una apuesta por brindar contenido infantil, juvenil y joven adulto de calidad a los hogares de los peruanos.

Estos son los héroes del silencio, algunos de los programas que muchos piden, pero pocos ven:

Programas Infantiles

  • Había Tal Vez es un programa de animación y live action en el cual seguimos la historia de una niña llamada Lua. Cada noche, para sentirse más segura, ella se transporta a un cuarto imaginario en donde se encuentra con Otto, un ser milenario, con el cual descubrirá maravillosas historias que la harán más fuerte y la empoderarán frente a la adversidad a través de una dinámica similar a la de “El Narrador de Cuentos”.
  • Martina y Rigoberto es un hito especial, al ser un programa de animación stop-motion en plastilina donde dos niños de 10 años de edad se hacen preguntas sobre la vida. Estas grandes preguntas los llevan a cuestionarse sobre lo ya establecido y a plantear diversas hipótesis sobre cómo deberían ser las cosas para vivir en un mundo mejor. Un chapuzón a la mente de los niños para entender cómo es que ellos perciben el mundo que los rodea.

  • Viajes de Papel es un micro-programa que mezcla el live action y la animación tradicional. En él, niños presentan su cuento favorito y comienzan a contárselo a los espectadores, acompañados de ilustraciones y animaciones que grafiquen lo que vemos. La herramienta ideal para incentivar la lectura de cuentos de autores peruanos.

Programas juveniles

  • Acción voluntaria: Un vistazo al trabajo de chicas y chicos peruanos que forman parte de programas de voluntariado. Aquí se podrán conocer sus motivaciones y modos de trabajo, así como los sacrificios y recompensas que cada proyecto representa para ellos.
  • Baqueta y claqueta: Un programa donde se pueden descubrir los videoclips musicales más recientes de artistas peruanos, acompañados de datos e información nueva sobre las bandas y artistas locales de todos los géneros.
    Ciencia en esencia: Programa científico donde se le da voz a los hombres y mujeres de ciencia peruanos para que compartan sus descubrimientos con el público, así como las causas detrás de los fenómenos naturales de una manera sencilla y entretenida.
  • Cortos IPe: Espacio dedicado al séptimo arte. Aquí, jóvenes y experimentados realizadores audiovisuales comparten sus opiniones sobre sus cortometrajes. Una ventana única al jóven talento audiovisual local.
  • Creaturas: La oportunidad perfecta para conocer a directores de cine peruanos y a sus equipos de rodaje. Anécdotas, experiencias, motivaciones, retos y dificultades al momento de realizar una película son compartidos en este programa con todo el público.
  • Hacedores: Una ventana a la vida de los peruanos con oficios singulares y únicos que pueden pasar desapercibidos en el día a día. En este programa, se pueden conocer sus ideas, proyectos, formas de pensar y de vivir.
  • Inéditos: Magazine cultural conducido por Patricia Barreto quien, junto a sus dos jóvenes noteros, explora distintos temas de interés para jóvenes peruanos y presenta historias que los motiven a siempre ser la mejor versión de sí mismos.

Y la lista puede continuar si ampliamos los horizontes a los otros programas dentro de la señal de Tv Perú.

Lejos del incentivo perverso del rating, la señal pública se erige como una almenara de esperanza para espectadores que deseen crear una dieta mediática basada en el valor de los contenidos y las historias que se comparten en cada programa y no en la maquinaria caníbal diseñada por la señal abierta para exhibir la vida privada de sus estrellas. Esta tarea es felizmente impulsada y compartida por quienes dirigen la señal pública, como leímos tiempo atrás en este mismo blog.

Cae en nosotros la responsabilidad de superar el ruido de lo malo y mediocre para lograr que estos contenidos televisivos de calidad puedan tener su justo lugar en nuestra dieta audiovisual.

 

Rodrigo Chávez(*) Rodrigo es comunicador audiovisual graduado en la Universidad de Lima, actor y guionista. Su cuenta de Twitter es @rcterrones

Niños, niñas y pantallas: 5 investigaciones en marcha

Por: Néstor Martos (*)

La programación infantil en señal abierta de televisión nacional casi ha desaparecido en los canales privados. Los cambios que esto implica en la sociedad y sus posibles causas y efectos fueron analizados en el conversatorio “¿Qué pasó con los programas infantiles?” organizado el pasado 16 de octubre por la  Facultad de Comunicación de la Universidad de Lima.

Investigadores participantes del conversatorio (Foto: Ulima)
Investigadores participantes del conversatorio: G. Cappello, P. Busse, L. León,N- Martos y C. Rivadeneyra (Foto: Ulima)

La primera intervención de la mesa estuvo a cargo del profesor Carlos Rivadeneyra. Su ponencia se enmarcó en los resultados que el Observatorio de Comunicación que lleva a cabo la Facultad hizo con relación a su investigación titulada “¿Por qué en la televisión de señal abierta no hay programas para niños?”. Para este fin, trabajó 36 grupos focales divididos en tres segmentos: Voces de los niños (con niños entre 6 a 11 años), voces de los padres, y voces de los profesores. A ello se añadió entrevistas en profundidad con los programadores de televisión de los principales canales de señal abierta en el Perú y con los anunciantes.

Como hallazgos principales tenemos que existe un alto consumo de televisión de señal abierta en los niños de esas edades de aproximadamente un promedio de 3 horas y media por día. Además, se corroboró de forma cierta que los padres de familia usan a la televisión como una especie de distractor o niñera de los infantes cuando no pueden estar con ellos.

Otro hecho remarcable es que los padres de familia tienen plena consciencia de que los productos televisivos que consumen sus hijos no son hechos expresamente para ellos; pero que, sin embargo, los niños sí los asumen como propios. No es de extrañar que los dos primeros programas más vistos por los niños sean dos realities shows (Esto es Guerra -programa de competencias- y Yo soy -programa de imitaciones-).

En las entrevistas con los programadores de televisión, la mayoría explicó que el poco interés por crear o producir programas infantiles se debe a la falta de inversores que quieran patrocinar un programa infantil. Sin embargo, los anunciantes dicen que ello no es cierto, y muestran como prueba la publicidad que colocan en programas de esta naturaleza en segundas pantallas, práctica extendida en el consumo de contenidos.

Justamente para exponer sobre esta práctica, el profesor Giancarlo Cappello presentó su investigación sobre “El consumo diferido y las segundas pantallas”. Señaló que los niños cada vez más están utilizando tablets o smartphones para ver sus programas favoritos. El gusto por ver en diferido, “cuando quieren” y “como quieren”, determinan esa forma de apropiación de la televisión. También mencionó que los públicos infantiles cambian y no se les puede dar los mismos programas que consumían los niños de una generación distinta. Parece que las televisoras de señal abierta no están cambiando a la velocidad que exigen las audiencias más pequeñas.

Es aquí donde se pone de relieve el papel de la publicidad como principal sostén de la televisión privada de señal abierta. El turno del profesor Peter Busse sirvió para analizar las publicidades sobre alimentos en televisión y otros medios. Busse explicó que en promedio un niño peruano ve 5 comerciales de comida no saludable en cada hora. Y si calculamos que consumen más de 3 horas al día de televisión, tenemos que observa 15 comerciales no beneficiosos para él cada día.

Ante ello surge la pregunta: ¿qué se puede hacer? Difícil de responder pero con ciertas luces al final del camino. Hay una legislación sobre comida saludable que podría regular todo ese bombardeo constante que hay sobre los niños pero hasta ahora no hay una reglamentación clara sobre esa ley.

A su turno, la profesora Laura León expuso sobre el manejo que tienen los niños del internet. Ello se liga con el título del conversatorio porque los niños están migrando a segundas pantallas como forma de entretenimiento. No sólo como consumidores sino como prosumidores totales. La profesora León nos presentó el caso de niños youtubers peruanos. Con sorprendente facilidad ellos crean, editan, difunden, promocionan y hasta monetizan sus propios contenidos, que son consumidos por niños como ellos. Manejan muy bien la “gramática audiovisual” pero no llegan a desarrollar una competencia crítica frente a los contenidos que observan. La profesora destacó en ese punto el rol de la escuela en la formación de niños con espíritu crítico.

La app Correpalabras se puede descargar gratuitamente.
La app Correpalabras se puede descargar gratuitamente (ver enlace)

Finalmente se presentó Correpalabras, una aplicación dirigida a niños de segundo grado de primaria que aprovecha su gusto por las segundas pantallas para incentivar la lectura y promover la integración familiar en el proceso de comprensión lectora. La app, ideada por los profesores Néstor Martos y Jorge Montalvo, se puede descargar del PlayStore de Android (PUEDE DESCARGARLA AQUÍ) y estará a disposición de los docentes de la región Lima gracias al convenio con la Dirección Regional de Educación de esa jurisdicción. Actualmente la aplicación (y la investigación que la acompaña) están en pleno desarrollo.

En conclusión, la mesa redonda nos dio un panorama bastante amplio sobre la situación actual de temáticas como niñez, televisión, educación, segundas pantallas, apropiaciones, interpretaciones y reinterpretaciones. Asimismo, quedó en claro que la agenda de investigación en estos temas es cada vez más rica, como demostraron los docentes de la Universidad de Lima a cargo de diferentes proyectos.

Néstor Martos(*) Néstor Martos es profesor e investigador de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Lima.  

Suscríbete
close slider
Suscríbete a Nuestro Boletín

 

Loading
X