[Video] Definir la educación mediática

Las definiciones pueden resultar arbitrarias y parciales, pero son siempre indispensables para profundizar en el conocimiento. Al iniciar este espacio, dijimos que la educación mediática es un reclamo de organismos mundiales y un desafío urgente para los diversos estados. Asimismo, el experto José Manuel Pérez Tornero añadió en la entrevista que le hicimos que se trataba de una exigencia para cualquier sociedad democrática, pues un ciudadano que conoce poco o nada los medios con los que interactúa a diario, verá melladas sus capacidades de comunicación (algunos dirían de forma más tajante, que será un “analfabeto mediático”).

En este primer video (¡el primero de varios!), nuestro colaborador Rodrigo Chávez nos explica qué comprende la educación mediática y cómo podemos definirla. ¡Te invitamos a verlo y dejar tus comentarios!

 

¿Por qué un blog de educación mediática?

Nuestros alumnos tienen una vida paralela a la que no prestamos importancia. Durante al menos once años van a la escuela para que les enseñamos aritmética, reglas ortográficas, órganos del cuerpo humano y accidentes geográficos… Mientras tanto, pasan más de la mitad de su tiempo involucrados en dramas complejos (viendo tele), ensayando técnicas retóricas (chateando por celular), dictando conferencias (grabando videos para YouTube) o decidiendo estrategias para salvar su ciudad de una invasión alienígena (jugando videojuegos) que poco o nada tienen que ver con su experiencia escolar.

Nuestra relación con los medios está atravesada por procesos cognitivos y emocionales de los que sabemos poco y suele estar desconectada de los saberes oficiales de la escuela. No hay asignaturas específicas donde aprendamos de planos audiovisuales o donde discutamos la construcción de una noticia o un spot publicitario, por ejemplo. Es una vida paralela educativamente desperdiciada.

Es cierto que no todos usamos los medios de manera provechosa ni que sus contenidos son inocuos, pero sí que vivimos rodeados de ellos y los comprendemos poco. ¿Cómo nos hacemos cargo en la escuela? ¿Por qué no damos la importancia de un libro a una película o a un videojuego? ¿Por qué si convivimos con medios los subutilizamos como fuentes de aprendizaje o herramientas de creación?

El desarrollo de capacidades para interactuar con los medios de forma crítica y creativa es un derecho humano que no estamos atendiendo como corresponde. Desde hace más de 30 años, organismos mundiales como UNESCO han insistido en que la formación de todo ciudadano debe incluir, necesariamente, conocimientos, actitudes y habilidades vinculadas con los medios. Y que estos aprendizajes no pueden darse solo de manera informal y autodidacta. Algo se dice sobre la regulación de los medios por parte del Estado, pero poco se pregunta sobre por qué no aprendemos más sobre ellos en la escuela.

Este espacio, durante los próximos meses, discutirá diversos aspectos de la educación mediática a partir de entrevistas, experiencias, pequeñas lecciones temáticas y material audiovisual especialmente elaborado, así como preguntas y aportes de quienes lo visiten. El objetivo es doble: por un lado, valorar los medios como tema de estudio, y por el otro, formar una comunidad interesada en acercarse a esa vida paralela de los medios e integrarla a la escuela para hacer más rica y significativa la formación de nuestros alumnos.

¡Bienvenidos al blog!

X