EDITORIAL

Educación y TIC

Publicado: Viernes 12 de agosto de 2016 Educación y TIC

Todos tenemos algo de docencia… y algo de docencia es suficiente para cambiar todo”. F.G.V.

La última hora de clases de los viernes era uno de los momentos más esperados de la semana y mejoraba si me escogían como encargado para limpiar las motas, borradores que limpiaban la pizarra de tiza. Aún recuerdo estar parado en medio del patio junto a otro compañero, golpeando esos borradores entre sí, para despolvorearlos. Era la diversión máxima, era vivir un último recreo de la semana. No importaba atorarnos con el polvo, ya que éramos cómplices de escape de aquella última clase del día. Hoy el olor a tiza me lleva de vuelta a esa época y me roba una sonrisa; sin embargo hoy, las cosas no son las mismas que antes.

El mundo cambia y lo seguirá haciendo siempre, y por consiguiente todo lo relacionado a él también cambia. La información y el conocimiento se han visto afectados por la modernidad y el desarrollo tecnológico. Los artefactos electrónicos, la publicidad y los medios de comunicación han cambiado a pasos de gigante.

El aprendizaje no es ajeno a este desarrollo. Descubrimientos sobre la educación y el crecimiento informático han dado pie al nacimiento de nuevas técnicas pedagógicas, y estas han afectado a la docencia. Las instituciones educativas han cambiado significativamente. Es cierto que las facilidades y la “modernidad” no necesariamente han llegado a todos los sitios de igual manera; sin embargo es innegable que la informática y la tecnología han afectado a toda la educación de cierta forma.

Nací en un hogar en donde se respiraba todo aquello relacionado a la EDUCACIÓN. Mi madre fue profesora de primaria y mi padre fue instructor por muchos años. En el colegio aprendí a decir “profesor” pero fue en casa que terminé por entender su significado. A pesar de estudiar psicología, terminé enseñando en colegios y en la universidad. Trabajé con instituciones educativas públicas y privadas; y tuve la oportunidad de conocer las dificultades y necesidades de la educación en nuestro país.

Entendí que para ser un buen profesor, es necesario tener vocación. Una palabra bastante usada en el vocabulario de la gente, pero que es difícil de explicar desde una perspectiva psicológica. “Es algo con lo que naces”, me dijo una profesora alguna vez y le creí sin dudarlo. Lamentablemente también descubrí en el día a día, que la vocación no es suficiente para generar el cambio que queremos lograr en nuestros alumnos. Se necesitan herramientas pedagógicas, estratégicas y técnicas eficaces, que nos permitan alcanzar dicho objetivo.

Esa es la razón principal de este sitio virtual. Queremos ofrecer un espacio en donde podamos compartir mutuamente conocimiento y experiencias acerca de la educación. Asimismo ofrecer información certera, técnicas tutoriales, ejemplos de dinámicas, estrategias pedagógicas y más, para poder apoyarte en esta importante labor. De esta manera podremos fortalecer vínculo con nuestros alumnos y así lograr el aprendizaje que tanto buscamos.

Mediante el uso responsable de la TECNOLOGÍA, INFORMACIÓN Y COMUNICACIÓN, podremos continuar en nuestra tarea como docentes de aula y profesores de vida.

Franco Granthon Ventura

Psicoterapeuta

Comentarios

comentarios