Ingresa | Regístrate |

Importancia de incluir la Educación Emocional como parte del Currículo

Por: Equipo Educared. 10 octubre, 2018

Por: Claudia Schiappa-Pietra

A partir del presente año, los colegios en los distritos de California, empezaron a medir en sus alumnos habilidades como auto-regulación, sociabilidad, empatía, asertividad, perseverancia, resiliencia, alegría, automotivación, etc.

Se ha empezado a dar énfasis al desarrollo de la inteligencia emocional y habilidades blandas desde el año 2011 en la que se analizaron a los alumnos de quinto grado de la escuela Jade Cooney de San Francisco. Ellos compiten durante las lecciones; utilizan un reloj en la que miden cuanto tiempo son capaces de permanecer tranquilos y con buena conducta, levantando la mano, mostrando desacuerdos respetuosamente, mirándose a los ojos y cara a cara, sin perder tiempo en insultos u otras conversaciones. Cerca de 213 escuelas que habían empezado a implementar un programa para desarrollar estrategias de educación emocional, lograron en los alumnos mejorar su desempeño académico en 11 puntos más, que en años anteriores.

La Evaluación Nacional para el Progreso Educacional (National Assesment of Educational Progress) la evaluación más representativa para los estudiantes americanos y que tiene como finalidad mejorar el sistema educativo, incluirá preguntas acerca del desarrollo socio emocional de los estudiantes. Igualmente, la evaluación PISA está moviéndose hacia lo mismo.

Con la implementación de cursos de educación emocional como parte del currículo, se ha logrado mejorar y prevenir problemas de conducta en clase, permitiendo de ese modo, a los maestros, enseñar con mayor tranquilidad y lograr mejorar la atención en los alumnos.

En sesiones de 2 horas empiezan jugando con los alumnos “juegos del buen comportamiento” son como clases regulares, excepto que en ellas los alumnos identifican metas para el buen comportamiento y luego termina la sesión identificando las conductas buenas y las conductas equivocadas.

La inteligencia emocional trata de identificar, comprender y manejar emociones propias y de los demás y se desarrolla por la combinación de genética y educación y es allí donde tanto padres como maestros tienen un rol muy importante como modelos a seguir.

Educar las emociones, permite a los alumnos conocer, analizar y gestionar sus emociones para trabajar en ellas. Dichas habilidades hay que desarrollarlas en los niños desde los primeros años, pues son muy buscadas en los líderes de hoy como a futuro.

Comentarios (50)

  1. En el perú se ha delineado políticas de ir educando en valores desde el área de TOE. Sin embargo al educar el espíritu, las emociones, se hace vital mirar desde el currículo nacional que, por cierto, con el desarrollo de las competencias transversales —gestión de la autonomía—, sugiere algunas acciones importantes. La ausencia de la familia ha ido debilitando la práctica de valores, y es ahí donde los maestros debemos acompañar desde el aula, en lo cotidiano. En el mundo se viene aplicando, por ejemplo, desde iniciativas como la de Random Acts of Kindness que —en lo particular— me parece muy interesante y que en nuestro colegio venimos aplicando desde una mirada marianista y con iniciativas desde los diferentes cursos. Este año que viene lo haremos desde un proyecto más grande transversal y cros curricular.

    • Hola Maria: le agradezco mucho su aporte. Siempre es bueno conocer las iniciativas que se aplican en nuestro país; y que combinan la aplicación del currículo con contribuciones del centro educativo. No dude de seguir en contacto. Un saludo cordial.

  2. ¡Cuán importante es ver este aspecto en las Instituciones Educativas! En todo campo de acción, no sólo para mencionarlo sino para ponerlo en práctica, en cada momento, con las personas que nos rodean. Hemos nacido para ser felices y hacer felices a los demás, porque fruto de mi interior es lo que demuestro en mi actuar. Por ello debemos fortalecer este aspecto en el sistema Educativo. La Educación emocional debe implantarse desde la madre gestante, sea cual fuere la naturaleza de la concepción.

    • Hola Margarita: ¡lindas palabras! Y muy a propósito de lo que pasa en el país. Es practicando, en lo cotidiano y con conductas concretas, una convivencia fluida y bondadosa, poniéndonos en contacto con nuestras emociones, que podemos ir avanzando. Un saludo.

  3. Tener una propuesta psico-pedagógica de Educación Emocional, para ser incluida en la Currícula Nacional de niñas y niños, sería de gran valor formativo. Aprender a reconocer emociones naturales, manejarlas y los modos y técnicas de resolverlas, es muy importante. Los maestros seríamos los primeros en aprender, para utilizar técnicas de modificación de conducta. Estaríamos dándonos la oportunidad de vernos interiormente antes de actuar y viendo a nuestros niños como seres únicos, especiales.

    • Hola Zenaida. No puedo estar más de acuerdo. ¿Sabe qué es lo más importante? Justamente usted pone el acento en lo central: conocernos a nosotros mismos para poder conocer y ayudar a conocerse a nuestros alumnos. Un saludo.

  4. Este artículo me parece interesante y marca una nueva etapa en la formación de nuestros estudiantes. Estoy de acuerdo que además de la formación instructiva, es importante formar a nuestros estudiantes en el aspecto emocional. Justo esto nos diferencia de los robots, aunque ya se oyen algunas voces sobre que los robots en el futuro tendrán emociones. La Inteligencia emocional permite al ser humano ayudarlo en su proceso evolutivo. Tener un dominio intrapersonal, es decir, conocer su mundo, ejercer un autocontrol emocional, un autoconocimiento, dialogar conscientemente consigo mismo y decirse cosas positivas, además mejorar nuestra habilidad interpersonal, que nos permita ser empáticos, generosos, solidarios, honestos, honrados, veraces y comprensivos con respecto del otro, nuestro prójimo, es decir aplicar la Ley de Oro. Tratar a los dempás como quisiéramos ser tratados.

    • Hola Carlos. Cada vez más colegas tienen claro que cuando enseñamos los cursos, cualesquiera fueren, estamos, al mismo tiempo, enviando mensajes alrededor de las formas de relacionarse, convivir, alternar, discutir. ¡Totalmente cierto! Agradezco su aporte y lo saludo cordialmente.

  5. Felicitaciones, gran maestro Roberto, por el incansable trabajo que realiza en bien de la educación. Estoy muy de acuerdo sobre la importancia de educar las emociones. El punto de partida en todos los niveles educativos debe ser: desarrollar y fortalecer el control emocional; hacer sentir el gusto de estar motivado y satisfecho en el lugar y con lo que uno hace.

    • Gracias Máxima, sus palabras me emocionan. Sí, el punto de saber agradecer, encontrar lo lindo de estar en el momento y lugar en el que uno se encuentra, es parte de la sabiduría emocional. Un saludo.

  6. Muy interesante. Empezaré a tomar en cuenta las sesiones de inteligencia emocional, con el único propósito de mejorar el comportamiento y el rendimiento académico de cada estudiante. Lo pondré en práctica.

    • Hola Yolanda. Y si lo hace, verá usted que irá ajustando la forma y el fondo a su estilo y las características de los alumnos. No hay receta absoluta. Tocar de oído es lo mejor. No deje de estar en contacto conmigo. Un saludo.

  7. Excelente artículo sobre las emociones. Tanto Daniel Goleman como Elsa Punset y Eduard Punset promueven la inteligencia emocional desde la más tierna edad: eso prepara a nuestros niños para un mejor desempeño y, por ende, una mejor gestión en la sociedad.

    • Elizabeth: agradezco su comentario y la posibilidad de poner el texto frente a referencias de los autores consagrados en el tema. Un saludo.

    • Sí, Juan Luis, controlar y conducir, pero también, eso es crucial, ponerse en contacto con las emociones, no tenerles miedo, usarlas como herramientas. Un saludo y muchas gracias por su aporte.

  8. Gracias y felicitaciones por la publicación del artículo. Estoy convencido de lo importante que es incluir la Educación Emocional como parte del Currículo y ponerla en práctica real en las escuelas y posteriormente requerir su difusión y puesta en práctica en forma generalizada. Eso sin dejar de lado la formación del profesorado en ese tema. Saludos desde Manchay.

    • Hola Jhony: ¡claro! porque al final, el encuentro entre un profesor y sus alumnos es siempre un canal por el que pasan las emociones, positivas y negativas. Usarlas, tanto unas como otras, como parte del proceso educativo es la idea central. Y un saludo desde Lima a la gente de Manchay.

  9. Deseo conocer algunas dinámicas vivenciales y tips para lograr mejorar el comportamiento en aula. Felicito la idea de incluir la educación emocional dentro del currículo. Es muy necesaria.

    • Hola Roxana: mire, hay infinidad de dinámicas. Uno puede, por ejemplo, poner un video, digamos un capítulo de una serie, quitarle el volumen y pedirle a los chicos que identifiquen, sin sonido, las emociones de los protagonistas; a otro grupo que solo tengan acceso a las voces pero sin ver a los actores e identifiquen los afectos. También mostrar imágenes variadas y pedir que nombren las emociones que les hacen sentir. Como ve, nada claro ni muy complejo. Un saludo.

  10. Este artículo es sumamente interesante y yo lo aplico en la I.E.I. 542 Los Sauces donde laboro como Psicóloga. Precisamente estoy desarrollando el taller de habilidades sociales porque considero que los niños tienen que ser asertivos, honestos y tener buena autoestima, para hacer prevalecer su derecho a buen trato en la familia y la escuela, ante sus compañeros y profesores y en la sociedad. Necesitamos que las nuevas generaciones se desarrollen en ambientes modelo para que también experimenten satisfacción y vitalidad. Solo así el Perú saldrá del subdesarrollo.

    • Hola colega María Jesús. Me alegra enormemente que esté trabajando las habilidades sociales con sus alumnos. Es, en efecto, muy importante. Un valor al día, parar una historia antes del final y analizar caminos alternativos según las emociones predominantes, aprender a disentir y hasta pelear, sin cosas que debemos hacer para que nuestros niños respeten y se respeten. Un saludo.

  11. Sería bueno que se incluya en nuestro sistema curricular la inteligencia emocional o educación emocional. Por supuesto requiere capacitar a los docentes en ese campo. ¿Se podrá? Sería bueno que el Ministerio de Educación tenga previsto formar a los nuevos docentes en esa área.

    • En efecto, Eloy Moisés, sería ideal, pero los profesores pueden experimentar, explorar y plantear situaciones en las que se pueda discutir en el aula distintas situaciones, reacciones emocionales, tomar ejemplos de la vida cotidiana de maestros y alumnos. Así también avanzamos y no tenemos que esperar al ministerio.

  12. En el Perú la educación está basada en lograr metas cuantitativas, las cuales no demuestran que los alumnos tengan una educación de calidad. La inteligencia emocional debería ser la base de sus aprendizajes. ¡Para enseñar, primero hay que aprender a ser modelos a seguir!

    • Uste, Carmen, termina con una afirmación absolutamente central. Aprender a ser modelo. Y para ello, uno tiene que conocer sus propias emociones, sentirlas, usarlas y mostrarlas. Un saludo y muchas gracias por su aporte.

  13. Me parece muy importante e interesante prestar atención a las emociones de los estudiantes y docentes. ¿Por qué los primeros tienen muy colocadas sus emociones mientras que los segundos no? Gracias, que Dios los bendiga.

    • Gracias por sus bendiciones, querida Victoria. Creo que las emociones de ambos son centrales y ambos, mejor si es justamente a través de enseñar y aprender, pueden reforzarse usando los afectos. Gracias por su aporte, un saludo.

  14. Aprender a conocer y manejar nuestras emociones es fundamental para el desarrollo del ser humano y tiene impacto en la convivencia social diaria.

    • Sí Maggy, toda la razón. Cuando uno trabaja ese tema, ve los resultados y los chicos entienden que la interacción enseña. Un saludo y gracias por su aporte.

  15. Gracias por el buen artículo. Respecto a la competencia emocional, es muy importante prestarle atención. En mi escuela estamos trabajando un proyecto socio emocional para la prevención del bullying, enfatizando la comunicación. Los casos de matonaje han disminuido. La mediación escolar ha ayudado para prevenir los conflictos entre pares.

    • Un placer, estimada Doris. Mediación es clave. Enseñar a detectar e intervenir de manera no vertical en los potenciales conflictos es, en efecto, una estrategia excelente. Un saludo.

  16. Es lo más acertado que se está haciendo al incorporar en el Sistema Educativo la educación emocional. El manejo de las emociones en estos tiempos es vital: conocer, analizar y gestionar las emociones desde los más pequeñitos hasta los profesionales.

    • Una afirmación muy clara y contundente, María Francisca. Sobre todo el énfasis en que atañe a las emociones de los profesores y alumnos, así como que recorre todas las edades. Un saludo.

  17. Totalmente de acuerdo con la propuesta. Educando las emociones de nuestros alumnos en las escuelas, incluso en sus casas, lograremos un mundo sin violencia.

    • Gracias por sus palabras, Alicia. Las emociones de nuestros alumnos y las de sus maestros. Un mundo algo mejor, por lo menos. Agradezco su aporte. Un saludo.

    • Un comentario, estimada Mery, no por escueto, menos apreciado. El aliento también es un condimento para nuestras emociones. ¡Gracxias!

  18. Muy buenos días. Definitivamente es de suma importancia la Educación Emocional. En mi país no le dan importancia. ¿Cuántos años pasarán para que en Perú hagan realidad ese enfoque? Me encanta saber sobre cómo educar las emociones.

    • Hola Mónica. No crea. Estoy en contacto, todos los años, con los maestros finalistas del concurso el Maestro que deja huella, que vienen. de todas las regiones del país y ya muchos desarrollan actividades que Perm ten analizar sus emociones y las de sus alumnos. Un saludo.

  19. Interesante el artículo. Creo que como maestros deberíamos preocuparnos más por estos aspectos y no estar quejándonos de los niños y adolescentes por su mal comportamiento.

    • Sí, amigo, es verdad que echamos la culpa a alumnos, estudiantes, jóvenes, en general, de ser poco empáticos o transgresores, de expresar, en otras palabras, de manera caótica sus emociones, sin recordar que nosotros huimos de las nuestras y nunca las trabajamos con ellos. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica