Ingresa | Regístrate |

Generación app: ¿a qué edad darle a un niño un celular?

Por: Equipo Educared. 25 septiembre, 2017

La generación que sigue a los digitales —Z o APP—, está conformada por quienes no recuerdan el mundo antes de las redes sociales; para quienes la experiencia de estar perdido no existe —si no saben dónde se encuentran está el GPS y si no conocen una palabra el diccionario virtual se las define—; esos que siempre están expuestos y comparten sus identidades físicas y virtuales, así como las huellas que dejan por doquier con un Gran Hermano escondido detrás de corporaciones, gobiernos y sus pares; esos que se pelean por likes y quieren ser manyados —me observan, luego existo—; esos que no pueden tolerar un segundo sin recibir de vuelta la respuesta a uno de sus mensajes. Esos que han pasado del Yo al Selfie.

Hablaba con un grupo de ellos, alumnos de colegio, de tercer grado, más o menos 15 años, y les pregunté cuáles eran los hitos que más ansiaban en el futuro próximo, lo que demostraría al mundo y a ellos mismos que estaban creciendo. Voy a mencionar las ausencias, dos sobre todo. Ni DNI ni brevete aparecieron en la discusión, cuando les señalé mi sorpresa, se hizo evidente porqué.

Es una generación criada en cautiverio. Entre los peligros de la calle —el barrio no existe— y la poca necesidad de recorrerla para aquello que más los entusiasma —grupos de mensajería, intercambio de fotos y videos, exploración de la red, juegos en línea—, se trata de un grupo que siempre está adentro: de centros comerciales, la escuela, el hogar. Muchos no saben cruzar la pista y el control de sus vidas no estriba en un documento que les permite manejar vehículos, elegir autoridades o abrir cuentas bancarias, sino en sus dispositivos electrónicos con los que se sienten seguros.

Hablando de eso, una de las preguntas más frecuentes es ¿a qué edad darle a un niño un celular?

Como siempre en estas cosas, no se trata de producir un número que marca un “a sus marcas, listos, ¡ya!”. Es un asunto práctico. En el momento en que el niño va a comenzar a alejarse de la casa por tiempos importantes y se va a encontrar en otros lugares fuera de esta y la escuela, hay que pensar en ello. Es una respuesta a necesidades de comunicación que debe tener reglas y protocolos bien definidos.

Tanto en el caso de celulares como de otros electrónicos, algunas ideas que funcionan son las siguientes:

  • Comprar los aparatos con los chicos.
  • Instalarlos conjuntamente: apps, programas, juegos.
  • Establecer filtros y decirles claramente que existen y para qué.
  • Establecer tiempos, lugares y circunstancias sin aparatos, lo que se aplica, claro está, a los adultos.
  • Definir un lugar común para todos los habitantes del hogar en el que se cargan los electrónicos durante la noche, siempre fuera de los dormitorios.
  • Aunque los padres respetan la intimidad de sus hijos, deben conocer, y los chicos saberlo, todas las contraseñas.
  • En los casos en los que existen límites de edad, deben ser respetados y esperar; o, si es posible, compartir membresía con los padres.
  • En las redes sociales no se puede añadir personas desconocidas fuera de línea y no se puede compartir información del hogar y sus integrantes.
  • Cualquier contenido sospechoso debe ser comunicado y compartido con los padres.

Los adultos —maestros y padres— debemos aprender la lógica de las redes sociales y las aplicaciones que usan nuestros hijos. Darles espacios y supervisarlos es muy importante, así como asegurarnos que aprendan a gozar el mundo exterior que tanto recelo les produce.

Comentarios (16)

  1. ¡Excelente! Me sirvió mucho leer este artículo porque es importante tener en cuenta los límites y el buen uso de los dispositivos móviles para nuestros niños. Un abrazo.

  2. Me parece que lo dicho aquí no es muy claro. La pregunta es ¿a qué edad un niño debe usar un celular? Sabemos que la comunicación es básica entre padre e hijo. Pienso que el celular es un medio.

    • Hola Pedro: lamento si no fui claro. Como escribí en otra respuesta, “la razón principal por la que uno le da un celular a un chico es que sus desplazamientos fuera de casa y la variedad de lugares en los que se puede encontrar crecen y justifican un medio de comunicación con el hogar y los padres”, y eso puede ocurrir entre los 10/11 años. Creo que ese es el criterio esencial. No dude de seguir en contacto. Un saludo.

  3. Es interesante ver que el uso de estos dispositivos también depende del grado de conocimiento que tienen los padres de los mismos y en muchos casos es prácticamente nulo en relación a las redes sociales y los peligros que encontramos en ellas. Los niños y jóvenes, para lograr popularidad, deben compartir sus actividades diarias, estados de ánimo, sentimientos, lugares que frecuentan, etc. Y eso, en la actualidad, puede representar un peligro.

    • Hola Carmen: toca usted un punto esencial. En realidad, los padres y maestros, muchas veces, no entienden la lógica profundas de las redes sociales, que usted ha descrito tan bien cuando se refiere a la necesidad de compartir actividades y estados de ánimo. Pero cuando no hay miedo, ni negación, ni satanización, se puede llegar a establecer reglas y normas, así como la protección frente a los peligros. Pero para eso, como usted lo señala, hay que conocer y comprender. Un saludo.

  4. Muy interesante y oportuno. Realmente ahora los niños desde el nido saben como manipular celulares, tablets. ¿Es contraproducente que lo hagan?

    • Hola Liria: sí, nacen dentro de un entorno en el que la interacción con pantallas es un hecho de la vida, parte del paisaje que maman, por decirlo de alguna manera. No es ni positivo ni negativo, simplemente, es. Creo que se trata de instrumentos que permiten jugar, descubrir y aprender. Mientras no ocupen todo el espacio, mientras se salga al aire libre, se converse y se investigue en el mundo exterior directamente, están y se van a quedar. Un saludo.

    • Hola Agustín. Pregunta interesante. En primer lugar, creo que es una política institucional, que debe ser definida ya sea por normativas nacionales, si las hay, o por las autoridades del plantel. Obviamente, lo deseable es que haya algún debate dentro de la comunidad educativa y que se escucha a los padres y a los alumnos. Pero una vez definidas las reglas, hay que cumplirlas. Yo creo qué hay que insistir en dar a los chicos muchos retos que supongan interaccón cara a cara, pero también el uso del mundo virtual para colaborar en investigaciones y trabajos, vale decir, que vean la manera de incorporar los electrónicos al proceso educativo. Un saludo.

  5. El problema radica en que muchos de nosostros, los padres, trabajamos muchas horas fuera de casa y llegamos muy tarde y no nos damos tiempo para dialogar con los chicos. En otros casos también nos falta establecer normas y acuerdos que rijan el control o auto control en el tiempo de permanencia con el uso de celular o tablet.

    • Hola Juan. Es cierto, estamos más ocupados, los padres, ambos, que nunca antes en la historia. Eso nos obliga a promover espacios de encuentro —sobremesas, al despertar, paseos, etc. —, pero es posible. Un saludo cordial.

  6. Efectivamente comparto su posición. Sin embargo, en la actualidad le compré celular a mi hijo de 13 años por que lo veía cabizbajo, por el hecho que la mayoría de su salón tenía ese aparato y había fechas que tenían que coordinar para sus tareas por ese medio y se sentía bien al hacerlo de mi celular. Ahora lo observo y siento que aún no tiene capacidad de controlar el tiempo por de manera autónoma, sobre todo cuando se trata de juegos en red.

    • Hola Irma: creo que es una aprendizaje. El hecho es que la razón principal por la que uno le da un celular a un chico es que sus desplazamientos fuera de casa y la variedad de lugares en los que se puede encontrar crecen y justifican un medio de comunicación con el hogar y los padres. Eso, más que un estado de ánimo. Pero, ¿sabe?, es un proceso y si las cosas van bien razonablemente en lo académico, pues, poco irá controlándose. No dude de seguir en contacto conmigo. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

 
  • @2014 Fundacion Telefónica