Docente sin límites

5.profuturo-tic

 

Soledad De la Cruz es una docente activa de la región de Junín, Huancayo. Desde que el proyecto de Aulas Fundación Telefónica llegó a su escuela en el año 2010, no ha dejado de capacitarse en tecnologías de la información y comunicación.

Su inicio como docente TIC quizá se parezca a la tuya, ella tenía algunos conocimientos básicos del uso de la computadora, pero no estaba interesada en aprender más, hasta que tuvo la necesidad de certificarse como maestra. Su impulso de aprender más se debió, además, al interés de sus alumnos en las clases usando los diferentes recursos tecnológicos.

“No pensé llegar hasta donde me encuentro hoy. Era una profesora de Aula de Computación y tenía lo básico de conocimientos, pero para poder acceder a la escala de ascenso en la Carrera Pública Magisterial tenía que dar un examen de conocimientos”, nos cuenta Soledad.

Desde que Fundación Telefónica llegó a la institución José Carlos Mariátegui, por el año 2010, con una dotación de recursos para el aula, los docentes empezaron a capacitarse. “Además nos daban talleres especializados en TIC, pero en el 2015 se me presentó la oportunidad de ser “Dinamizadora” de mi escuela, para lo cual debía incentivar a mis colegas a iniciarse en las Rutas de Formación Docente de Fundación Telefónica, capacitación online”.

Además, de estar en constante aprendizaje, Soledad se volvió maestra de maestros al ser elegida por la UNESCO como Tutora Online para el proyecto de Comunidad Práctica Pedagógica, en alianza con Fundación Telefónica. En este contexto, donde compartía sus conocimientos y generó buenas prácticas para su institución, trabajo que fue seleccionado para la publicación del libro: “74 BUENAS PRÁCTICAS DOCENTES. Experiencia con tecnología en aulas peruanas

Este año, la maestra De la Cruz fue invitada por la OEI (Organización de Estados Iberoamericanos) al evento “Desafío TIC en las aulas de Latinoamérica: cómo, por qué y para qué” para compartir su experiencia y recibir formación con otros profesores de siete países en la sede de Madrid (España) de la OEI,  “Estuve nerviosa porque era la primera vez que viajaba sola y tan lejos, pero el recibimiento fue cálido; Iris Oviedo, del grupo organizador, fue quien me recogió”.

“Fue una experiencia enriquecedora, porque no solo compartí mis experiencias, sino que aprendí de otros colegas con quienes, en algunos casos, me sentía identificada por las mismas problemáticas educativas que se presentan en nuestro país”, nos cuenta emocionada De la Cruz.

“Todo esto se inició con Fundación Telefónica porque me dieron la oportunidad y lo aproveché, hoy sigo avanzando y deseo ver que mis colegas empiecen a liderar y estar a la vanguardia del aprovechamiento de las TIC, promover y facilitar a que los estudiantes desarrollen la competencia transversal” finaliza Soledad.

13.profuturo-tic

Deja un comentario