Martes 06 de marzo de 2018

Tres formas en las que Youtube está revolucionando la educación


Cuando pensamos en YouTube, inmediatamente asociamos sus millones de horas de contenido en video con el mundo del entretenimiento. Sin embargo, además de ser el lugar favorito de miles de millones de personas para ver videos musicales, clips de sus programas de televisión favoritos, o segmentos creados por alguno de los cada vez más populares youtubers que hablan de sus los temas más variados (aunque fundamentalmente de propias sus vidas), esta compleja red social es, cada vez en mayor medida, un espacio educativo.

Desde que fue lanzado en 2005, este sitio fue inmediatamente identificado por muchos educadores y emprendedores, como una herramienta con un enorme potencial para revolucionar el aprendizaje en todos los niveles. Pero no fue hasta que Sal Khan, el fundador de Khan Academy, demostró que es posible ofrecer todo tipo de lecciones gratuitas y acumular millones de visitas que varios comenzaron a emularlo y la red social se convirtió en uno de los sitios más activos en materia de educación en todo el mundo.

Existen varias formas en las que YouTube está contribuyendo a la educación, y a continuación conoceremos algunos de los más recurrentes:

PLATAFORMA PARA DOCENTES Y ALUMNOS

Cada vez más profesores en todos los niveles están comenzando a desarrollar metodologías que requieren que los estudiantes tomen las lecciones de manera virtual antes de llegar al salón de clases, cuando utilizan el tiempo para mantener discusiones y debates en torno al contenido, realizan ejercicios, o llevan adelante otro tipo de prácticas. Muchas de estas técnicas, como las flipped classrooms, requieren que el docente pregrabe las lecciones y las distribuya en video, audio, o texto entre los alumnos. Y si bien muchos docentes utilizan materiales creados por otros profesores, y que se adaptan a sus necesidades, otros simplemente se toman el tiempo y esfuerzo para grabar una clase o crear videos basados en presentaciones creados por ellos mismos. Aunque existen diversas plataformas como Vimeo y Wistia, la primera de las cuales es totalmente abierta, y la segunda se encuentra restringida para organizaciones que desean subir contenidos en video a Internet y compartirlos exclusivamente a través de sus propios sitios web o con sus propias comunidades y restringirla a los ojos curiosos, YouTube es la más popular, y la más utilizada a la hora de subir este tipo de lecciones y compartirlas. Esto tiene sentido, puesto que, incluso cuando muchas escuelas y universidades prefieren que este tipo de contenido no se encuentre abierto al público y les piden a sus maestros que suban el contenido a sus propios LMSs o sistemas cerrados, esta red social de video tiene la ventaja de que es compatible con cualquier dispositivo, y hasta permite bloquear el contenido para ciertos usuarios, o utilizando contraseñas.

Del mismo modo, existen una gran cantidad de universidades e institutos de todos los niveles que aprovechan la plataforma para crear contenidos gratuitos y abiertos a la comunidad, donde se reproducen sus clases para cualquiera que se interese en la materia, aunque sin ningún elemento didáctico como ejercicios, o la posibilidad de recibir soporte o tutoría alguna por parte de los docentes o un instructor. Al mismo tiempo, YouTube es un sitio ampliamente utilizado por alumnos para subir sus trabajos prácticos, como videos, presentaciones, y otros contenidos, y compartirlos con sus docentes, compañeros, y con la comunidad cuando desarrollan metodologías como el aprendizaje transmedia, y otro tipo de técnicas prácticas de educación.

PLATAFORMA PARA CURSOS ONLINE

Otro uso cada vez más difundido de YouTube, es el uso que distintos MOOCs, y plataformas de educación online, están haciendo del sitio como plataforma para almacenar sus videos y lecciones. En la mayoría de los casos, estos contenidos no se encuentran abiertos a la comunidad, sino que sólo se están disponibles para aquellas personas que se han suscripto a estos cursos. De todos modos, si no fuera por la versatilidad y facilidad con la que este sitio permite subir y compartir estos videos, desarrollar un curso online sería relativamente más complicado, y requeriría que muchas plataformas pequeñas y startups desarrollaran sistemas propios y deberían correr con altos costos de almacenamiento.

CANALES Y CONTENIDOS EDUCATIVOS

Sin embargo, uno de los usos más interesantes que esta red social tiene en el plano del aprendizaje, es su capacidad de difundir contenidos educativos de manera entretenida y didáctica a través de videos y documentales de distintas tipos, abiertos a la comunidad, y totalmente gratuitos. A lo largo de los últimos años, han surgido varios centenares de canales, con distintos grados de popularidad, enfocados en la enseñanza de diversos tópicos.

Estos canales suelen especializarse en distintas ramas del aprendizaje, que pueden ir desde saberes mundanos como la realización de tareas hogareñas o el uso de distintos dispositivos y tecnologías, más complejos como la cocina, o hasta cursos completos de saberes académicos como física, matemáticas, ciencias, historia, y geografía, entre otros, tanto en los niveles primario y secundario como universitario y hasta en niveles de posgrado.

Aunque muchos de estos canales son creados por aficionados que hablan acerca de temáticas que disfrutan, otros son desarrollados por equipos profesionales que se dedican a la actividad de manera profesional y monetizan su actividad a partir de los ingresos publicitarios que YouTube comparte con los canales más populares en su plataforma, a través del patrocinio de sus videos por parte de empresas privadas, y del “patronazgo” de miles de sus seguidores a través de plataformas de crowdfunding como Patreon, que tiene la peculiaridad de permitir crear suscripciones mensuales a distintos canales a los que es posible donar recurrentemente, de forma tal de ayudar a sus creadores y sus equipos a sostener su actividad.

De acuerdo con SocialBlade, uno de los principales sitios de estadísticas y métricas referidas a YouTube, existen por lo menos 500 canales educativos que acumulan más de 200.000 suscriptores, y 8 millones de visualizaciones en sus videos en todo el mundo. Y si bien algunos de estos canales se refieren a saberes que no encajan exactamente en el mundo de la academia, esto hace de la educación, una de las categorías más importantes en la red social.

Este artículo apareció originalmente en Edu4.me

Noticias recientes