Viernes 22 de septiembre de 2017

Consejos para enseñar alfabetización informacional y mediatica en la escuela


13 Tips for Teaching News and Information Literacy. School Library Journal. by Linda Rodgers on July 25, 2017

Linda Rodgers pidió consejo a algunos de los más destacados expertos sobre cómo pueden los educadores enseñar a los estudiantes de primaria y secundaria a ser consumidores críticos de noticias y medios de comunicación. Aqui recogemos algunas de las recomendaciones que le hicieron:

Proporcionar un vocabulario . John Landis, profesor de tecnología y medios en Russell Byers Charter School de Filadelfia. En preescolar hasta el tercer grado, Landis les enseña la diferencia entre ficción y no ficción.Gran parte de la alfabetización mediática existe en un espacio abstracto, por lo que enseño a mis alumnos más jóvenes los términos de la conversación y les doy un enfoque basado en el conocimiento en lugar de impartir valores”, dice “Una vez que los estudiantes son capaces de reconocer que algunos programas en la televisión son ficción y otros no ficción, podemos discutir sobre la calidad de un trabajo y sobre como las noticias representación la realidad”.

Crear un espacio para la discusión. Renee Hobbs, profesora de estudios de comunicación en Harrington School of Communication and Media at the University de Rhode Island aconseja a que“Se debe dedicar tiempo a que los niños expliquen activamente lo que han visto con sus propias palabras” 

Alentar la participación. Brien Jennings, especialista en medios de comunicación en la Escuela Primaria Narragansett (RI), destaca la importancia de alentar a los alumnos a preguntar, incluso a los estudiantes más jóvenes. “En mi experiencia, los estudiantes tienen curiosidad por todas estas cosas, incluso por temas como la propiedad intelectual”, señala. Además, conseguir que los niños creen sus propios trabajos, no importa cuán sencillos sean es la clave. “Es importante que usen sus propios trabajos para ilustrar conceptos. Y nada involucra más a los estudiantes como discutir un tema del trabajo que ellos o sus compañeros han hecho.”

Enséñarles a ser creadores, no sólo consumidores. Para Jennifer Robinson, bibliotecaria en Thompson Middle School en Newport, el gran objetivo es aprender a analizar la información. Pero el aprendizaje será más efectivo cuando los estudiantes escogen la forma en que presentan lo que han aprendido. Para el “Mes de la historia de la mujer”, los estudiantes de sexto grado investigaron quienes habían sido las mujeres más importantes a lo largo de la historia de los Estados Unidos, y luego aprendieron a seleccionar fuentes acreditadas y sintetizar esa información para sus presentaciones. Se les dio la opción de elegir un personaje que ellos qusieran “Se sentían empoderados para salir y contar una historia que significaba algo importante para ellos. Cuando los niños hacen esto, están más comprometidos e interesados. Además, cuando eres el creador, aprendes que eres responsable de la información que estás poniendo allí”, comentó.

Proponer un tema no esperado. Para pensar críticamente sobre cine o historias de ficción Landis trae a sus alumnos películas de Charlie Chaplin o anuncios de revistas de la década de 1980 ya veces de 1930. Es por eso que “Cuando les propones algo nuevo para ellos, les ayuda a expresar lo que están viendo: van a notar cortes, ángulos de cámara y formas de actuar de manera diferente, y de ese modo perciben aspectos de algo que no ven todos los días”, dice Landis.

Utilizar herramientas y trucos. Para ayudar a las discusiones Jennifer Robinson utiliza una herramienta que Hobbs creó y que llamó Media Literacy Smartphone, se trata de un mando a distancia bidireccional que presenta a los estudiantes diversas “aplicaciones” para analizar un texto de los medios de comunicación, y por otro lado muestra “cinco preguntas críticas” de la alfabetización mediática “¿Quién creó este mensaje y cuál es el propósito?, ¿Qué es preciso y creíble?” Las preguntas permiten a los estudiantes reflexionar sobre la intención del creador, la audiencia y  las opciones de diseño, dice Robinson.

Colaborar con el personal de la escuela . “No puedo subrayar lo importante que es contar con los maestros y personal de administración en las tareas de alfabetización mediática, especialmente para los más jóvenes”, señala Jennings. Aunque el objetivo es que el mayor número posible de estudiantes creen sus propias obras. Un ejemplo es el vídeo que crean sus estudiantes. Jennings los ayuda a escoger los libros, pero los maestros les ayudan a investigar, escogen un hecho divertido y a escribir la presentación.

Enseñarles nuevas formas de búsqueda. Cuando se enfrentan con un tema de investigación, lo más previsible es que la mayoría de los estudiantes irán directamente a Google a escribir la pregunta exacta sobre el tema planteado, explica Robinson. Conseguir que encuentren las mejores estrategias de encontrar la información es un desafío, Robinson les guía para enseñarles a platear las mejores maneras para encontrar información pertinente, desde escoger las palabras clave para ceñirse al objetivo de la búsqueda o poder encontrar exactamente aquello que el maestro quiere que ellos sepan. Entonces buscan. Finalmente, una vez que obtienen resultados, pueden analizarlos  utilizando las herramientas que les han enseñado.

Temas de actualidad. A la hora de elegir un tema para analizar, las noticias de la TV pueden ser una buena fuente de inspiración, y de ese modo.. “Podríamos ver los sitios de noticias comerciales y compararlos con los sitios gubernamentales o científicos”, explica Jennings.

Aprovechar el momento. Cada vez que aparece un anuncio publicitario intrusivo en una herramienta gratuita en linea mientras se está trabajando con otra cosa, es importante preguntarse por qué ese anuncio está allí, aconseja Landis.“Mis estudiantes de cuarto grado están aprendiendo a retocar fotos y la herramienta que usamos tiene un gran anuncio que ocupa un tercio de la pantalla, por lo que vamos a discutir la razón de esa publicidad”. Eventualmente, los estudiantes absorberán el mensaje; otro paso para convertirse en usuarios críticos.

Analizar las intenciones de los mensajes. Pedir a los niños que hagan una tormenta de ideas sobre las aparentemente interminables formas en que se pueden presentar los mensajes impresos, desde revistas hasta folletos y cajas de cereales, y pedirles que den ejemplos diferentes. Además pueden clasificar los ejemplos por categorías, analizar la intención del creador, el público objetivo al que va dirigido, las opciones de diseño y examinar cual es el mensaje que el creador quiso dejar. “Al analizar los mensajes impresos en formatos comunes, los estudiantes pueden comenzar un viaje hacia el pensamiento crítico y el desarrollo de su alfabetización mediática”, dice Robinson.

Analizar las imágenes y estilos narrativos. Los estudiantes de primer grado por lo general son usuarios hábiles de los medios digitales, pero están a años luz de tener la capacidad suficiente para la evaluación de las fuentes. Para ayudarles a entender lo básico, Jennings hace preguntas durante las sesiones de lectura en voz alta para que los estudiantes noten cómo los autores e ilustradores usan colores, fuentes o estilos narrativos en varios puntos de una historia ¿por qué lo utilizan? ¿Cúal es la intención?” Todas estas estrategias les permiten escuchar activamente y pensar en lo que el libro de imágenes está tratando de comunicar “, explica.

Los temas aburridos pueden ser relevantes. Wolfe dice que sorprendentemente una de sus mejores lecciones fue una unidad sobre derechos de autor y uso justo de la información. En lugar de desconectarse, sus estudiantes estaban fascinados con el tema. Wolfe les pidió que crearan trailers de libros y antes de que comenzaran a buscar imágenes, se les formó sobre las licencias de copyright, uso justo y licencias creativas.”Creo que la clave del éxito fue hacer que la tarea fuera sobre algo relevante para sus vidas, y de ese modo la tarea culminó con un apasionado debate sobre el tema”, dice.

Toma de conciencia sobre la seguridad en Internet . Es tentador emitir advertencias sobre la seguridad y la privacidad en línea, señala Hobbs, pero en realidad no funciona, la mayoría de los estudiantes son sabedores de las reglas, pero siguen teniendo una vida digital que ocultan de sus padres y maestros. Por ejemplo, se les puede decir que se les permite navegar en línea sólo cuando hay un adulto con ellos, pero cuando tienen 10 o 11 años de edad tienen sus propios teléfonos inteligentes, lo cual no es efectivo y finalmente terminan navegando por si mismos, sin ninguna limitación. Es más realista enseñar a los estudiantes que no tienen que resolver sus problemas solos, que cuando necesitan ayuda exista alguien de confianza con quien pueden hablar y que les ayudará a resolver la situación

Estos consejos son una buena lección para todos los que imparten formación sobre alfabetización mediática. Se puede pensar que las lecciones sobre noticias e información no están llegando a los estudiantes, pero realmente con esta tarea se están plantando las semillas y concienciando a los estudiantes a para la toma de buenas decisiones.

Este artículo apareció originalmente en universoabierto.org.